Emociones que te desgastan: así puedes lidiar con ellas

Seguramente a lo largo de tu día, durante las actividades que realizas cotidianamente, experimentas diversas emociones. Ya sean agradables o desagradables. Sin embargo, hay ciertas emociones que te desgastan si no sabes manejarlas, y lo peor es que eso va destruyéndote poco a poco. Para que esto no suceda debes aprender a lidiar con ellas, y los siguientes tips te ayudarán a lograrlo.

Emociones, ¿por qué existen?

Las emociones son un mecanismo de alerta que todas las personas tenemos, el cual nos indica cuándo prestar atención a algo específico. Lo malo es que no siempre hacemos caso o lo hacemos demasiado tarde. A veces nos dejamos invadir por ellas, y de ser una alerta se convierten en una limitación. Cuando sucede esto, la emoción se vuelve una carga emocional, un estado de ánimo permanente. Hay que recordar que las emociones son energía y cada una tiene una función específica. Las catalogamos como agradables si nos motivan a continuar haciendo algo. En cambio, si son desagradables, nos alertan de que algo no está bien.

Es fácil lidiar con las emociones agradables, pero no te confíes

Las emociones agradables son fáciles de llevar, pero del mismo modo que las emociones desagradables, pueden volverse una carga emocional. Es posible que la alegría se convierta en falsa euforia, y la sorpresa puede provocar desconcierto. Por otro lado, emociones desagradables como el agotamiento, la frustración o la culpa, son comunes en nuestra vida. Sin embargo, el hecho de que nos invadan es resultado de no haberlas llevado por el camino correcto.

Controla las emociones que te desgastan siguiendo las 3 A

  • Atención. Al enfrentarte a algo difícil, detecta la tensión en tu cuerpo. Casi siempre se siente en el estómago, pecho o como un nudo en la garganta. En vez de juzgar, toma consciencia sobre esa emoción pero no le des toda tu atención, porque se apoderará de tus decisiones. Hacerlo solo conseguirá que tengas pensamientos abrumadores.
  • Aceptación.  Si aceptas la emoción puedes experimentarla de manera consciente. Eso hará que cumpla su función. Déjala salir de tu organismo, así no se quedará ni acabará con tu estabilidad.
  • Acción. Una vez que eres consciente de la emoción actúa sobre ella. Aprende a reaccionar de manera inteligente sin que afecte tu vida.

Ahora que sabes qué hacer, ponlo en práctica y no dejes que nada te abrume.


Este video te puede gustar