Ellas son las mujeres que luchan por un mejor futuro para otras mujeres

Hoy en día podemos considerarnos afortunadas. Si estás leyendo esto es porque tienes un dispositivo móvil o una computadora, acceso a internet y quizá un sinfín de oportunidades más que cientos de mujeres en el mundo. Debemos brindar reconocimiento al altruismo de estas mujeres que luchan por un mejor futuro para las demás.

Pasamos por alto lo que ocurre en otras partes del mundo todos los días. Guerra, machismo, violencia de género… No obstante, el mundo no es un lugar tan oscuro, hay muchas mujeres dispuestas a seguir luchando por los derechos humanos. Te voy a presentar a estas increíbles mujeres y su ardua labor día con día. Quizás sea la inspiración que necesitamos para construir un mejor futuro.

La profesora clandestina, Sakena Yacoobi

Mientras el régimen talibán en Afganistán cobraba fuerza y la educación de las mujeres quedaba prohibida, Dakena Yacoobi, junto con muchas otras mujeres, consiguió mantener una red clandestina de 80 escuelas para 3,800 niñas. Actualmente es la fundadora y presidenta de AIL (Instituto Afgano de Aprendizaje). Esta no fue una tarea fácil, tuvo que negociar con muchas personas para conseguir lugares adecuados y protección para las alumnas. Planearon un sistema en el que las niñas llegaban en horarios escalonados y no se le permitía la entrada a los hombres. Además, había vigilancia constante. Después de la caída del régimen talibán, Yacoobi ha brindado oportunidades de educación a 350,000 niñas y mujeres en todo Afganistán.

Malala Yousafzai

Esta activista ganó el Premio Nobel de la Paz a los 17 años, convirtiéndose en la persona más joven en obtener tal reconocimiento. Bloguera y estudiante universitaria, es conocida por su lucha en favor de los derechos civiles. Por su lucha incansable porque todas las niñas reciban la educación que merecen. Malala reconoce que el conocimiento es un arma infalible con la que se puede luchar por los derechos humanos. Ella fue víctima de un atentado talibán mientras se dirigía a clase. Los terroristas que asaltaron el autobús le dispararon repetidas veces en la parte izquierda de su cabeza. No se deja vencer, su lucha por la educación sigue, aunque ahora radica en Inglaterra.

Ruchira Gupta

La esclavitud existe aun en nuestros días. No la servidumbre de sometimiento con cadenas, sino una forma más cruel e inhumana: la prostitución forzosa. Miles de niñas y mujeres en el mundo viven sometidas. Ruchira Gupta, una exitosa periodista y activista india, realizó el documental La venta de inocentes. En este plasma su preocupación por el tráfico de niñas destinadas a la prostitución forzada.

Evidencia cómo las redes de traficantes compran a niñas y jóvenes en la frontera con Nepal, para llevarlas al distrito rojo. Varias mujeres que aparecieron en el documental le pidieron ayuda a la periodista. Para lograrlo, Ruchira fundó  la organización Apne Aap (“ayudarse a sí mismo” en hindú). Una asociación sin fines de lucro que aboga por los derechos de las mujeres. El propósito es crear conciencia para erradicar el tráfico humano con fines sexuales. Un mejor futuro para las mujeres es su meta final.

El cambio en el mundo parece difícil, pero no lo es si hacemos cambios en casa. Un futuro mejor nos espera si nos comprometemos a educar a nuestras hijas para que sean mujeres independientes, autosuficientes y con plena confianza en sí mismas, y a nuestros hijos para que las respeten como los seres humanos que son.

Este video te puede gustar