El triángulo del drama de Karpman: ¿estás dentro de él?

¿Algunas vez has pensado qué rol juegas en tus relaciones? No solo en la amorosa sino también en las de los otros aspectos, como social, familiar y laboral. De manera inconsciente cada uno juega un papel y este está descrito en el llamado triángulo de Karpman. Este modelo tiene tres papeles: víctima, salvador y perseguidor. A continuación te explicaré cada uno de los roles para que puedas identificar en cuál estás.

Víctima

La víctima es quien siempre siente que las demás personas la tratan mal y que no lo merece. Sin embargo, no hace nada para frenar la situación. Regularmente, adopta una actitud de temor y pasividad frente a todo el mudo.

Salvador

Como bien lo menciona su nombre, las personas que juegan el papel del salvador siempre está al pendiente de que los demás se encuentren bien. Para ellos, su “misión” es salvar el mundo sin importar sus propias necesidades propias. Aunque no se les solicite, los salvadores tratan de arreglar la vida de todos, sean o no cercanos.

Perseguidor

Suele ser la personas que causa “dolor” a las víctimas. Utiliza los puntos débiles de los demás para exhibirlos y beneficiarse. De un persona así escucharas únicamente reproches.

¿Es posible salir del triángulo de Karpman?

Una persona puede asumir distintos roles. Es decir, la víctima puede pasar a ser perseguidor y de este papel a salvador. ¿Es posible salir de estos roles? Sí, con mucha dedicación, ya que al principio te costará un poco de trabajo. Lo primero que tienes que hacer es identificar qué rol juegas en el triángulo. Después, asume actitudes o conductas que nunca antes hayas hecho. Por ejemplo, si eres el perseguidor trata de ser amable con las personas. Debes tener cuidado de no caer en el rol del salvador. Todo tiene un límite, sé gentil pero no al grado de arreglar los problemas de los demás.


Este video te puede gustar