El sexo nunca será el mismo de una pareja a otra, ¡comprobado!

Normalmente creo que el tema de sexo es algo que se debería mantener en privado. Sin embargo, también es cierto que el día de hoy la información acerca de este es mejor que la que había hace algunos años. Ahora existe mucha más libertad para hablar sobre él, entonces ¿por qué no darle un poco más de conocimiento a los más jóvenes sobre cómo el sexo cambia con los años?

Unos años más tarde

Así fue como unos años más tarde, cuando llegó el hombre indicado, seguí al pie de la letra algunos de sus consejos. Al contrario de muchas de mis amigas, fui sumamente precavida en mis relaciones. Pasé por muchos novios, antes de llegar al hombre con el que decidí vivir esta experiencia. Lo mejor es que he encontrado una serie de pautas de cómo el sexo cambia con los años y en muchos casos se vuelve mejor.

Te conoces a la perfección

Es un gran punto a favor cómo va cambiando el sexo con los años. Antes todo era experimentación y 60% de las veces que tienes sexo no es la gran cosa. En cambio, cuando creces cobras conciencia de lo que te gusta y no. Además, te entregas a tu propio placer y al de tu pareja. Esto puede ser algo maravilloso.

Pierdes el miedo a pedir lo que quieres

En la adolescencia, los experimentos en la intimidad tienen mucho que ver con imitaciones de películas eróticas o videos pornográficos. En realidad, no sabes muy bien lo que quieres ni lo que te gusta. Con el tiempo, el sexo se vuelve mejor, por el simple hecho de que ya tienes una pauta de lo que te gusta y lo que no.

Ya no se hace con prisa

Otro problema del sexo adolescente es que con suerte tienes el presupuesto para pagar un cuarto de hotel, pero si no, la casa del novio o la novia son el punto de encuentro. Las oportunidades de hacerlo son pocas. Siempre está presente el temor de que la mamá regrese o vayan a ser descubiertos. Cuando creces un poco más las cosas cambian, tienes los medios para tener relaciones en un lugar más íntimo, sin ninguna prisa.

La responsabilidad cambia completamente

Aquí hay un punto clave sobre por qué el sexo cambia con los años. Cuando eres más joven lo puedes hacer por amor, pero realmente no concibes la gran responsabilidad que implica este acto. Empezando por el hecho de que le confías tu intimidad a otra persona y que, además, por un pequeño descuido puedes acabar teniendo un bebé que no tiene la culpa de tener padres demasiado jóvenes. Cuando creces, sabes que tener un bebé no es un juego, así como tampoco lo son las ETS. Por lo tanto, la responsabilidad aumenta para bien. Al final, nadie quiere cargar con una responsabilidad tan grande por cinco minutos de placer.

Deja de ser un juego

Por lo mismo, el sexo deja de ser un juego. Claro también depende del tipo de persona y de la madurez de la pareja. Para muchas parejas tener relaciones comienza a ser lo que en realidad debería ser. Un momento de intimidad, amor y claro una forma de consentirse el uno al otro.

Es una forma de comunicación y conexión

Se convierte en algo más que solo placer. Con el tiempo es una forma de comunicación con tu pareja y una forma de seguir teniendo esa conexión de amor con él. Es una forma maravillosa de dar amor y recibirlo.

Este video te puede gustar