El sexo con mi pareja me parece de lo más aburrido; ¿solución?

El sexo con mi pareja me parece de lo más aburrido. ¡Ayúdenme por favor! ¿Cómo lo soluciono?Yo creía que podíamos tenerlo todo. Esos y muchos pensamientos más pasan por nuestra cabeza si el sexo con nuestra pareja nos parece aburrido. La buena noticia ¡es que tiene remedio! No es el fin del mundo, aunque por momentos parezca que sí. El tema del sexo aburrido se puede solucionar nada más y nada menos que hablándolo.

Hay que decírselo sutilmente

¿Cuántas veces hemos dicho que la comunicación es la base? Bueno, pues esta no es la excepción. Más bien el tema es: ¿cómo se lo decimos para que no se ofenda ni sea motivo de un problema más grave? No se te ocurra sentarlo en la mesa un día para decirle: “Creo que el sexo es aburrido”. ¡No! Así sólo lo lastimarás y puede que quede un poco traumado. La clave está en hacerlo sutilmente, con frases y propuestas como: “Deberíamos hacer más juego previo” o “¿Por qué no intentamos _inserte posición que quiera aquí_?”. Y después de irle planteando eso, sorpréndelo una noche con tu lencería sexy y pon manos a la obra. Incluso puedes proponerle que vean una peli erótica juntos y después probar lo que vieron.

Enséñale cómo

Aunque mandemos mil y una indirectas, aceptémoslo: pocas veces las entienden. Así que nada mejor que ser super clara y en este caso, enseñándole qué te gusta y cómo. Mientras están en la cama, guíalo para que entienda lo que te gusta. Además, nada prende más a un hombre que ver cómo su pareja está disfrutando. Así que guíalo para que en verdad disfrutes y por favor ¡nada de fingir! El creerá que lo está haciendo bien y tú seguirás aburrida.

El momento para decirlo

Si hay algo que no te gusta de tu pareja durante el sexo, el mejor momento para mencionarlo es cuando  están en la cama. De lo contrario el tema se vuelve mas importante y él puede sentirse ofendido. Así que así como quedamos que le enseñarías lo que te gusta, también se vale decirle en el momento qué no te gusta.

Este video te puede gustar