El papá de mi novio quería que lo dejara por él (no se sí decirle)

Está es quizás la historia más creepy del mundo pero la verdad es que no puedo dejar de darle vueltas en mi cabeza. Hace 4 años que tengo novio, la relación fue muy buena durante los primeros 3 años, pero ya hace un tiempo que las cosas no van tan bien. Peor aún mi suegro se ha dado cuenta y hace unas semanas quiso hablar conmigo

Tenemos que hablar

Cuando el padre de mi novio me pidio hablar creí que me iba a pedir amablemente que me alejara de su hijo. Pero estaba en un gran y terrible error. Cuando llegué al café donde me cito no paro de halagarme “qué guapa estás hoy”. La verdad es que siempre se ha portado muy cariñoso conmigo en ocasiones demasiado. Pero esta vez al estar a solas con el me sentí aún más incómoda. Desde el comienzo intento agarrarme la mano y yo hice de todo para mantener la distancia entre el y yo. Al fin después de tomar medio café y hablar de mi novio me dijo…

La verdad es que no sé que hace una mujer como tú con mi hijo

Te mereces algo mejor, te mereces un hombre de verdad. Solo de recordar sus palabras me dan ganas de vomitar, este ha sido el momento más incómodo y asqueroso de toda mi vida. No me lo podía creer, me congele por un momento sin saber como reaccionar. Le pedí que me disculpara y me fui al baño corriendo. Después de dar un par de vueltas en el baño decidí marcarle a una amiga psicóloga para que me diera un consejo de 3 minutos. Ella me insistió en ser cortante y muy clara con el.

Por qué no mejor nos apoyamos entre todas, en lugar de juzgarnos y criticarnos

Poner límites en estas situaciones no es sencillo

Regrese a la mesa tranquila y dispuesta a ponerle un alto. El prosiguió con su discurso, me dijo que el podría darme cosas lindas y hasta un departamento. Se atrevió a decirme que su hijo no se iba a enterar de nada. Fué ahí donde el coraje me salió, por mi y por mi novio. Le dije que en ningún momento yo le había dado pie a la situación que me estaba haciendo pasar. Le repetí varias veces que me sentía terrible por descubrir la calidad de papá que tenía su hijo. Lo paré en seco, le dije que no estaba agusto con la situación que no me parecía y le pedía que jamás se volviera a repetir. El se enojó y me dijo que yo era la culpable por andar en vestidos y faldas. Que era una mujer demasiado coqueta y por ello nadie me respetaba.

Cómo establecer límites sin morir en el intento

Vaya “hombre”

Después de ese día evite a cualquier costa ir a la casa del papá de mi novio. De hecho tuvimos un par de enfrentamientos por no asistir a las parrilladas familiares, no tuve el valor de decírselo. Pues mi relación tuvo su último respiro hace unos días y nunca le confesé a mi novio la verdad. Nuestra relación hace tiempo que ya no funcionaba, ambos estamos creciendo hacia lados opuestos y ciertamente yo no quiero nada que ver con su familia.

Si he de confesarlo, me atormenta bastante no haberle dicho nada de lo sucedido. Siento que no es mi deber decírselo, odiaría lastimarlo con algo tan delicado. ¿Tu qué harías en mi lugar?

Este video te puede gustar