El mayor miedo de toda mamá es irse cuando los hijos aún son pequeños

Hay que ser realistas, el miedo de toda mamá es morir y dejar a los hijos desamparados cuando aún son pequeños. Sí, sé que es un tema muy complejo del que preferimos no hablar. Sin embargo, tampoco podemos hacernos de la vista gorda y pensar que eso no podría pasarnos a nosotras. La vida siempre nos sorprende y por ende es mejor que tomemos las cosas con calma.

Todos los días hay niños que se quedan sin mamá

Aunque nos gustaría decir “a mí no me va a pasar”, la realidad es que no lo sabemos. Cada día, en todo el mundo, hay niños que se quedan sin su madre. Estoy consciente de que la muerte a todos nos va a llegar, pero cuando nuestros hijos son pequeños es lo que más nos aterra. Queremos encaminarlos por el bien y sabemos que nadie puede hacer esa labor que nosotras. Aunque existan los abuelos, el padre, los tíos y mucha otra gente que los quiera, nadie da la vida por los hijos como mamá.

El miedo de toda mamá

Como dije, el peor miedo de toda mamá, es irse de este mundo sin dejar con las herramientas necesarias a los hijos. Sé que no podemos adivinar el día en que partiremos o la manera en que lo haremos. Lo mejor que podemos hacer es dejar cartas, videos o todo lo que sea posible y de fácil acceso a nuestros hijos. Esos archivos pueden quedar como evidencia por si llegamos a faltar. Sin embargo, tampoco se trata de vivir con miedo y pensando que algo nos va a pasar. Más bien, tenemos que enfocarnos en estar bien y disfrutar cada momento que la vida nos permita en compañía de la gente que amamos.

Mientras estés viva, enfócate en vivir y dejar momentos grabados en el corazón de tus hijos. Las buenas enseñanzas jamás se olvidan.

Este video te puede gustar