El matrimonio es bueno, pero también tiene cosas por las que me arrepiento de haber dicho “SÍ ACEPTO”

Ahora que estoy casada, voy a hablar sobre esta nueva experiencia. Debo reconocer que no es tan malo como lo voy a hacer parecer. Tampoco es lo mejor, más bien creo que tiene sus pros y contras. ¿Has pensado qué es lo peor al decir “SÍ ACEPTO”? Dejando de lado lo bueno o lo malo, pienso que lo único importante es tomar la decisión con la persona con la que realmente quieres compartir y vivir los buenos y malos momentos. ¿O no?

Todos los días está cerca

Lo mejor de casarte con esa persona especial es tener a tu lado a la persona que amas al despertar y al acostarte. Puedes compartir con ella todo lo que sientes, lo que piensas y lo que vives. Lo peor del matrimonio (en palabras de mis amigas) es tener que lidiar todos los días con la misma persona. Hay veces en que quisieran salir corriendo pero saben que eso no es posible. ¡Sino para qué se casaron!

S.O.S. mi suegra

Una prima mía asegura que lo mejor de estar casada con la persona especial es que tendrá mucho tiempo para compartir. Lo malo es que si el esposo o la esposa no ponen un límite, la suegra siempre se entrometerá. En su caso, la que no dejaba de entrometerse era su suegra. Su esposo con tal de no tener problemas con su madre, no pone ningún límite para que ella no opine de más. Sin duda creo que eso es lo peor del matrimonio. ¿Tú qué opinas? Creo que ante todo debes hablar con tu pareja y pedirle que las decisiones de su familia sólo las tomen él y tú, dejando de lado a terceros.

Más sexo todos los días

Una amiga, salió con su esposo por 4 años como novios. Cada vez que tenían sexo, ella regresaba con una enorme sonrisa. Luego de ese tiempo decidieron casarse. A ella le emocionaba mucho el hecho de saber que tendría más tiempo a su esposo para ella solita. Eso significaba más sexo y más diversión. Por desgracia, eso tuvo poca similitud con la realidad. Más bien, ambos tienen que ir a trabajar y a veces llegan cansados y con pocas ganas de tener intimidad. Ella pensó que haber dicho “SÍ ACEPTO” había sido mala idea. Nosotras como sus amigas, casi casi la golpeamos, pues el matrimonio no se trata sólo de más sexo. Es un compromiso que abarca muchas otras cosas.

Hora de dormir

Dormir con la pareja es algo grandioso, pues hay una conexión más íntima. Es curioso que cuando todo marcha bien, puedes irte a dormir con tu pareja y acurrucarse el uno con el otro. Lo malo es cuando él se enoja contigo o tú con él. En vez de dormir acurrucados, cada quien se va hacia un lado de la cama. Aunque debo decir que el enojo no es lo más recomendable. Jamás hay que irnos a dormir enojados con ninguna persona que amamos.

Un hijo más

Ahora que estoy casada y soy madre, me he dado cuenta que mi esposo es un niño más en casa. Creo que es de lo peor del matrimonio, pues ya bastante tengo con mis dos pingos como para tener que lidiar con uno más. Lo peor es cuando los tres se ponen en sintonía. Quisiera salir corriendo de casa para descansar al menos un día completo.

¿Tú que crees que sea lo mejor o peor de decir “SÍ ACEPTO”?

Este video te puede gustar