¿El amor está en decadencia?, yo creo que sí

En los últimos meses, he tenido una idea fija en mi mente: el amor está en decadencia. Sé que tal vez suene dramático o pienses que estoy enojada con el amor. Nada de eso, ni estoy enojada con él ni es drama. Simplemente en mi camino se han cruzado muchas personas que me han hecho comprobar algo que desde hace tiempo veía, pero no estaba tan segura de lo que sucedía. Para afirmar esto, me he basado en vivencias de mis amigas y mías. Ellas han experimentado situaciones diferentes, pero el resultado parece ser el mismo. La decadencia del amor es lo que hay hoy en día.

Historias diferentes

Como decía, esto que escribo no es precisamente porque me esté pasando a mí. Sin embargo, estoy muy cerca de quienes lo están viviendo. Por un lado, tengo una amiga que lleva ya una relación de más de medio año. Ella se enamoró de un chico que la procuraba mucho y la hacía sentir feliz. Todo era “color de rosa” o al menos eso pensábamos, ellos se veían felices. Pasaban mucho tiempo juntos, iban a conciertos. Después de unos meses, hubo ciertos problemas que los distanciaron. Según él, ella le había fallado. (Cosa que no era cierta, pues si algo hacía ella, era sólo quererlo y darle lo mejor a él). Con la culpa encima, mi amiga ya no sabía qué hacer. A pesar de que hacía lo que él le pedía para complacerlo, ya nada estaba bien. Él hacía drama por todo y por nada. Cualquier cosa le parecía mal, hasta que mi amiga comenzó a preguntarse qué era lo que estaba pasando. Ella comprendió que algo estaba mal, pero no se daba cuenta de que era a consecuencia de la actitud de él. Parecía que el amor se había terminado o, al menos, la relación ya no tenía la misma magia que al principio.

El chico sexy

Otra amiga, se relacionó con un chico muy guapo y con mucho talento. Todo marchaba de maravilla, aunque, eso sí, él había aclarado que no quería nada formal con nadie. Mi amiga, aún sabiendo eso, aceptó salir con él. La química que había entre ellos era fascinante, al punto de que los dos eran inspiración del otro (lo supieran o no). El problema es que este chico confundió demasiado a mi amiga. Le decía que no quería nada formal, pero en cada plan que se le ocurría, la contemplaba a ella. A pesar de ser muy lindo, en algunas ocasiones actuaba como un patán. Sin embargo, fue más lo bueno que lo malo y mi amiga empezó a quererlo, porque así es ella. Es una chica tan linda y amorosa que seguro te querría también a ti que estás leyendo esto. El problema es que su cariño, seguía siendo “poco” para ese tipo. Al menos así lo hacía ver. Parecía que a él sólo le gustaba la mala vida y así fue, pues decidió alejarse de ella en vez de luchar un poco más.

Pensando en matrimonio pero…

Otra de mis amigas, la que yo creía que tenía una relación más estable y segura, también vivió una época de decadencia. Ella y su novio ya llevan varios años juntos, ya hasta viven en la misma casa. Parecía una relación perfecta, hasta que él soltó un: “No sé qué quiero en la vida”. Esas palabras retumbaron en los oídos de mi amiga. ¿Cómo era posible que después de tanto tiempo juntos él no supiera qué onda? A pesar de que hablaron y “dejaron las cosas en claro”, para mi amiga fue una señal de advertencia. Ahora se encuentra un tanto preocupada, pues teme que de un día para otro el tipo que le ha hablado de matrimonio, simplemente se vaya.

El amor en decadencia también en los hombres

Por si fuera poco, un amigo está en la misma circunstancia. Tenía una relación con una chica que, para ser sinceros, había salido de la peor manera de otra relación, pero no entraré en detalles. Yo creí que podrían salir adelante, pues a pesar de que no hablaba mucho con él, me daba cuenta de que se sentía contento. Sin embargo, la poca estabilidad emocional de mi amigo lo hizo sentirse solo a pesar de estar con ella. Esta y otras situaciones fueron el detonante que hizo que ella se alejara.

Mismo final

Sin importar la situación que están pasando, todos van hacia el mismo final. Un etapa de incertidumbre en la que el amor está en decadencia. Ya casi nadie quiere luchar y dar todo por alguien más. Apenas pueden con uno mismo como para andar luchando por otro. Es complicado mantener una relación en un presente en el que ya pocos toman en serio el compromiso con alguien más. Yo creo que si las personas ya no quieren o han dejado de creer en el amor, poco podrá hacerse al respecto. Dime qué piensas, probablemente solo está decayendo en mi círculo más cercano, aunque en realidad no creo que sea así.

Este video te puede gustar