El abuso sexual también puede darse estando en una relación

La violencia de pareja se genera en distintos aspectos y niveles. En este sentido existen la violencia económica, emocional, física y sexual. En esta ocasión nos centraremos en la violencia sexual. A pesar de que muchas personas la nieguen, han sido víctimas de abuso sexual en la pareja.

Soy tu pareja, no tu pertenencia

De forma equivocada se nos ha enseñado que el amor se relaciona con la pertenencia. En este sentido existen miles de canciones, libros películas y frases que lo insinúan. Frases como: “eres sólo mía”, “no te quiero compartir” o “no puedo vivir sin ti” reflejan dependencia emocional y posesión. Debemos recordar que somos personas independientes con sentimientos y metas en común. Claro que existe amor, lealtad y fidelidad, pero eso no nos convierte en dueños de la otra persona.

El abuso sexual se acompaña de otras vejaciones

En una relación amorosa existe el respeto, confianza y admiración entre ambos.  Desgraciadamente, algunas personas abusan de la confianza que existe y comienzan a creer que son dueñas de su pareja. En este sentido la violencia crece de manera gradual desde pequeñas cosas hasta situaciones que podrían costarte la vida. En primera instancia pierden el respeto por el otro: no toman en cuenta lo que desea y lo que no.  Comienza con palabras o comentarios hirientes que se dejan pasar. Después surgen peleas, insultos, golpes, abusos e incluso la muerte. Existen diversos casos de violencia doméstica que terminan en una tragedia. Por eso, si tu relación tiene alguna de estos tipos de abusos debes abandonarla de inmediato y sin mirar atrás. Mantente alerta si tu pareja hace o dice esto.

  • Minimiza tu éxito personal, laboral o emocional.
  • A menudo te dice insultos que disfraza de cariñitos, como “tontita”, “lenta”, torpecita”.
  • Te besa, abraza o acaricia en momentos inadecuados o cuando tú le has dicho que te hace sentir incómoda.
  • Se enoja contigo si no quieres tener relaciones sexuales.

No es tu obligación tener relaciones con tu pareja

En una relación de pareja compartimos nuestra vida, anhelos, experiencias buenas, malas y también nuestra sexualidad y deseo. En este sentido desarrollamos cierta confianza con nuestra pareja y por ello nos sentimos con plena libertad de expresar nuestro deseo. Sin embargo, éste siempre es consensual, es decir, puedo besar, tocar y abrazar a mi pareja cuando me lo permita. Así mismo, sé que existirán momentos en los que no quiera hacerlo  y sin importar la razón, debo respetarla. De lo contrario estamos abusando de ella.

Se trata de abuso sexual cuando…

Para ser muy claras te diré en que momentos se trata de abuso sexual en la pareja. Cuando tu novio te toca, besa o abraza sin tu consentimiento. Si ya le has dicho claramente que no quieres tener relaciones sexuales, pero el trata de “convencerte”. Si tu pareja ignora tus negativas ante la situación y continua tocándote y besándote, se trata de abuso. Sé que lo amas, pero si has sufrido una situación similar, debes dejarlo. El amor se trata de libertad y compañerismo, no de abuso. Y por favor, denuncia, sólo así acabaremos con estos lamentables episodios.

Este video te puede gustar