El abuso que recibe una mujer puede afectar a sus hijos

El abuso es un tema difícil. Las mujeres maltratadas tardan mucho en sanar sus heridas. No obstante, los hijos también sufren igual o más que sus madres. Al observar cómo su mamá es maltratada, los niños también pueden resultar afectados. Estos son algunos de los problemas que surgen en los niños que han visto el abuso hacia su madre.

Desarrollan complejo de Edipo

Los niños que ven el maltrato en su entorno suelen desarrollar el complejo de Edipo. Este complejo consiste en que los niños sienten amor desmedido y enaltecen a sus madres. Los niños sienten este sentimiento por las mamás y las niñas por su papá, en este caso se le conoce como complejo de Elektra. Suelen tener un rechazo al padre del mismo sexo. Estos niños son propensos a volverse maltratadores en su vida adulta.

Se vuelven un escudo en la discusión

En los casos en los que hay abuso físico, los niños pueden volverse un escudo en la discusión. Esto sucede cuando alguno de los padres pone en medio de un ataque a uno de los hijos. La mayoría de las veces los niños son quienes reciben los golpes sin querer. Otra manera de usar de escudo a los niños es cuando el hombre los utiliza para chantajear a su pareja e impedir que lo abandone. Amenaza con lastimar a sus hijos para conseguir lo que quiere.

Aprenden a ser violentos

Una de las consecuencias de que los pequeños vean actos de violencia es que aprenderán a usarla. Por lo general, mostrarán violencia en la escuela, con sus compañeros de clase. Incluso es posible que la dirijan hacia sus hermanos. Ya de adultos son personas con un alto grado de agresividad. También son individuos que son cero tolerantes y ante cualquier provocación se enojan y desquitan su ira mediante la agresión física, verbal o de cualquier otro tipo.

Este video te puede gustar