Ejercicios pélvicos para mejorar tus orgasmos

Siendo sinceras, el sexo puede ser una gran fuente de ejercicio y probablemente la manera más divertida de quemar calorías. Sin embargo, hay que hacer un esfuerzo consciente para que sea realmente placentero y no caiga en la monotonía. Si no, ¿qué caso tiene?

Como dijimos, el sexo también es un ejercicio por lo que tener una buena condición será sumamente importante. Estos cuatro ejercicios pélvicos te ayudarán a dominar tu cuerpo y a ampliar la variedad de movimientos que utilizarás durante el orgasmo, ya que trabajan los músculos de los glúteos, abdomen, muslos, la parte inferior de la espalda y la zona pélvica.

Estiramientos

Antes de comenzar, es importante que prepares tus músculos con estiramientos básicos. Trabaja los músculos de tus piernas, brazos, cuello, tronco, cadera y haz flexiones de rodilla. Ahora realiza una serie de arcos hacia atrás y hacia delante para que aumente tu flexibilidad y liberes tensiones.

Balanceo de la pelvis

Este ejercicio se realiza de pie, separa las piernas y flexiona ligeramente las rodillas. Coloca los brazos atrás con las palmas abiertas hacia delante. Luego desplaza la pelvis hacia atrás mientras inhalas lentamente. Ahora, sin cambiar tu postura, exhala y desplaza la pelvis hacia delante. Balancea los brazos, las manos y los genitales. Este movimiento continuo debe realizarse por 5 minutos.

Círculos con la pelvis

Una vez más, separa tus rodillas y flexiónalas ligeramente. Ahora coloca las manos en las caderas. Concéntrate en tu cadera y gira lentamente tu pelvis en círculos amplios. Vas a hacer dos series, primero diez repeticiones a la derecha y luego diez repeticiones a la izquierda.

Elevación de la pelvis

Para finalizar, este ejercicio se realiza recostada boca arriba. Apoya tu columna vertebral en el suelo, dobla las rodillas y apoya las plantas de los pies en el suelo con las rodillas separadas. Coloca los brazos a los lados con las palmas de las manos hacia abajo. Exhala y levanta la columna todo lo que puedas presionando los glúteos y los músculos abdominales inferiores, así como de la parte interna de los muslos. Inhala y baja la columna y los glúteos hasta el suelo. Este ejercicio se repite 10 veces.

Solo 10 minutos al día

Lo mejor de estos sencillos ejercicios es que con poco esfuerzo puedes notar la diferencia. Haz la prueba, no te llevará más de diez minutos al día. Además recuerda que un buen orgasmo beneficia a ambos en su relación.

Este video te puede gustar