Durmiendo con el bebé: ¿buena o mala idea?

¿Dormir o no con tu bebé? Desde que nació mi bebé, está durmiendo con nosotros en mi cuarto. Hace unos meses duerme en nuestra cama. Pero muchas mamás están en desacuerdo conmigo. Soy mamá primeriza y exclusivamente amamanto a mi hijo. Cuando él era un recién nacido, dormía en el moisés a mi lado. Era más fácil porque no tenía que levantarme de la cama para alimentarlo.

Nueva experiencia

Por supuesto, nunca durmió en mi cama porque tenía miedo de que mi marido lo aplastara. Después de la etapa de recién nacido, sé que muchas mamás dejan al bebé en su propio cuarto. Para mí, la idea de tenerlo en otra habitación me daba ansiedad. No sé si es porque soy una mamá primeriza o por las hormonas, pero no podía estar lejos de él.

Mala madre

Me sentía como mala madre si él lloraba y no estaba a su lado. Algunas madres dicen que es perfectamente sano y bueno que el bebé duerma en su habitación, pero a mí me causaba ataques de pánico. Algunas madres prefieren dormir al bebé en otra habitación y usar monitores para bebés para vigilarlos. Las madres que alimentan con biberón tienen que levantarse e ir a la cocina. Entonces tenerlos en la otra habitación les facilita las cosas.

Ya no más

Cuando mi hijo tenía 7 meses, estaba cansada de tener que levantarme para alimentarlo y mecerlo para que durmiera. A veces me quedaba dormida en la silla con el bebé en brazos. Entonces,
decidí que cuando despertara a las 4 de la mañana, mejor lo pasaba a nuestra cama. Ya no tenía miedo de aplastarlo y ya era más fácil darle de comer en la madrugada. A los 10 meses comenzó a dormir en nuestra cama. Mi bebé se había adueñado de la cama y no dormíamos bien en la noche. Sin embargo, cuando hablé con mi esposo al respecto, los dos acordamos que nos encantaba tenerlo junto a nosotros. Ver su hermoso rostro y escucharlo respirar nos da tranquilidad. Lo miramos mientras duerme y nos sentimos bendecidos y agradecidos por su existencia. Mi esposo dice que lo extraña cuando no está en nuestra cama. A veces, cuando está en su cuna, le digo a mi esposo: “¿Puedo traerlo? No quiero esperar hasta que se despierte”. Mi esposo sonríe y me dice que sí.

Malos padres

Muchos padres nos dicen que estamos mal y que después no conseguiremos que duerma en su propia cama, y menos en su propia habitación. Otros también nos dicen que no es saludable para nosotros tenerlo en nuestra habitación. Aseguran que como pareja necesitamos tener nuestro propio espacio y por supuesto, nuestra propia cama para tener intimidad. También, que necesitamos hacer tiempo para nosotros mismos, y tienen toda la razón. Rara vez tenemos date night, pero hacemos un esfuerzo para ser tener intimidad. Esto significa contacto físico y también conversaciones íntimas, esto significa estar conectados en cuerpo y alma.

Pronto crecerá

Mi esposo y yo sabemos que no va a ser un bebé por mucho tiempo y estamos de acuerdo en que extrañaremos esos momentos. Cuando estemos listos para que duerma en su propia
habitación, lo haremos. Y si tenemos problemas para sacarlo de nuestra cama, los solucionaremos cuando llegue ese día. Dormir en la misma habitación y compartir la cama con tu bebé no está bien ni mal. No hay manual de crianza. La mayoría de las noches dormimos con nuestro bebé dándonos patadas en la cara. Sin embargo,  despertar a la mañana siguiente con él a nuestro lado no tiene precio.

Sígueme en Ig y Fb @LupitaMXLife

Este video te puede gustar