Dormir con tu mascota no es tan malo como lo pintan

Desde que tengo memoria, siempre he escuchado a mucha gente decir que dormir con los animales es malo. Lo pintan de tal forma que parecería algo catastrófico. Aun con lo que he escuchado, debo decir de la manera más educada que “no me importa”. El hecho de que digan eso no significa que sea tan malo. Tal vez hacen esos comentarios porque les da asco dormir con los animales. Ahora que lo he hecho o probado (por así decirlo), debo decir que no es tan malo. Además, he ojeado algunas notas que aseguran que dormir con tu mascota tiene más beneficios de los que puedes imaginar.

Olvídate del insomnio y del estrés

Debo reconocer que cuando la primera mascota que tuve era un pequeño e indefenso cachorro no quería soltarlo. Lo cuidaba tanto y por las noches dejaba que durmiera conmigo. No obstante, un día lo lastimé por aplastarlo y opté por mejor dejarlo dormir en su cama. Con las mascotas que tuve después (todos perros) ya no hice lo mismo. Moría de ganas por hacerlo, pero sabía que no era lo mejor. Además, al no tenerlos cerca de mí, luego no dormía bien, sobre todo cuando era época de lluvia o de frío. Ahora que he adoptado un gato, accedí a dejarlo dormir en mi cama. No es tan malo como había creído. Sé que no es lo mismo un gato que un perro y al menos el gato es más pequeño y ligero. De acuerdo a los médicos y veterinarios, la presencia de los animales nos da calma. Nos transmiten una sensación de seguridad y eso combate el estrés. Es algo que he comprobado y lo mejor es que sin importar si tenemos perros o gatos, ambos ayudan.

Seguridad

Según el veterinario de mi gato, me comentó que no es tan malo dormir con las mascotas. Sentir cerca a mi mascota me daba seguridad. Los animales tienen el magnífico don de reconfortarnos cuando nos sentimos vulnerables. Además, parece increíble, pero un ser tan diminuto de verdad te hace sentir bien. Sabes que a pesar de que es alguien que no te responderá con palabras, está para escucharte y brindarte compañía. Creo que mi gato me entiende a la perfección y sabe cuando un ronroneo me hará sentir mejor, incluso en medio de la noche.

Compañía y diversión

Este punto no tiene nada que ver con dormir con tu mascota, pero en mi experiencia puedo decir que tenerla es grandioso. Como dije, antes había tenido sólo perros, hasta que hace algunos meses me aventuré a tener un gato. No puedo decir si tengo un favorito, puesto que cada una de mis mascotas tiene una personalidad. Aunado a eso, solo a mi gato le he permitido estar dentro de casa. Mis perros durante el día podían entrar a la casa, pero sabían que ellos tenían que dormir afuera. Lo que sí tengo más que claro, es que un animal no significa solo dormir con tu mascota o tomarle fotos, implica algo más, amor y responsabilidad para toda la vida. Los animales no son solo para un rato o cuando son cachorror y después botarlos. Eso es imperdonable.

Este video te puede gustar