El divorcio no tiene que arruinar tu vida

Cuando nos casamos, lo hacemos con la convicción de estar juntos. Sin embargo, no todos los amores son para siempre. En este sentido hay relaciones que deben terminarse por el bienestar de ambos. Con el tiempo las heridas sanarán y podrás aprender algo valioso de todo este dolor. No obstante, se nos enseña que el divorcio es lo peor que puede pasarle a una mujer. No lo creas, eso es una mentira, el divorcio no puede arruinar tu vida.

A veces el divorcio es la respuesta

Lo creamos o no, sí existen cosas imperdonables y no sólo me refiero a la infidelidad. El abandono, el maltrato en todas su variantes y la indiferencia dañan mucho una relación. Dejan huellas tan profundas que son capaces de eliminar todo lazo que antes existía. Por ello es mejor cortar por lo sano, de esa forma no se lastimarán el uno al otro. En ese sentido, terminar no es rendirse, simplemente es aceptar que hay situaciones tan malas, que por nuestro bien, debemos abandonar.

Es tu momento para reencontrarte

Puedes ver el divorcio como una nueva oportunidad para reencontrarte. Piensa que ahora tu dinámica de vida cambiará completamente. En consecuencia tus prioridades también deben hacerlo. Aprovecha este tiempo de duelo para cultivarte en distintos aspectos. Toma clases de baile, emprende algún negocio, viaja y retoma todo aquello que querías hacer. Encuentra en ti toda esa fuerza que creías perdida y lucha por lo que quieres.

El rencor sólo los lastimará más

Por más difícil que nos parezca debemos perdonar a las personas que nos han lastimado. Debes tomarte el tiempo de vivir tu dolor. En este sentido lo mejor es sentirlo sin aferrarse a él. Entender que tanto tú como esa persona cometieron errores que los llevaron a ese camino. Reconócelo, agradece la nueva oportunidad y pide perdón por lo que pudieses haber hecho y perdona. Sólo así encontrarás la tranquilidad que necesitas.

Este video te puede gustar