Divertidas y originales formas en que los chilangos combatimos el frío

En México, las personas que somos originarias de la capital, somos llamadas chilangos. En realidad no sé quién fue el que nos bautizó de esa manera y el motivo por el que lo haya hecho. Sin embargo, cada vez que viajamos a algún otro estado, siempre hay alguien que nos llama así. La verdad es que a nosotros no nos molesta, al contrario. Nos sentimos halagados por tener un nombre que nos diferencia de los demás. Los chilangos tenemos modos muy peculiares de hacer las cosas. Por ejemplo, sabemos que cualquier alimento sabe mejor con un bolillo. Ya sea una milanesa, un huevo revuelto o un tamal. Lo mismo sucede cuando honramos a nuestros muertos, pues les ponemos una hermosa ofrenda. Tenemos en claro que cualquier situación es buena para festejar, incluso la muerte. El clima tampoco se queda atrás y eso es lo más divertido, en cualquier momento siempre somos innovadores.

Sacamos los cobertores “del tigre de bengala”

Cuando empieza la época invernal, sabemos que es momento de sacar todas las sábanas y cobijas que nos mantengan calientitos. Justo en estos días hemos estado viviendo una de las temporadas más frías y nuestros cuerpos lo saben. Se nos entumen las manos y los pies. Hay un lugar llamado Chiconcuac, que es famosísimo por vender ropa poco convencional. En ese lugar encuentras abrigos, suéteres, gorros, guantes y las famosas cobijas “del tigre”. Estas nos ayudan a que pasemos una noche increíble y lo mejor es que no son cobijas tan costosas. Es probable que todos los chilangos tengamos una, aunque habrá algunos que lo negarán.

Aplica el pozolazo o la birria

Amamos el clima frío, pues es un buen pretexto para comer un delicioso pozole o pancita. En los días fríos, cualquier comida caldosa es la bendición. Además, no hay “pero” alguno para comer más de un plato. De hecho, en las oficinas, muchas veces optamos por ir a la fondita y pedir un caldito tlalpeño o si comemos en el lugar de trabajo, sacamos el toper con algo caldito rico.

Un chocolatito pal frío

En lo personal, amo el frío porque es el pretexto ideal para tomar un delicioso chocolate caliente. Ya sea con agua o con leche, siempre funciona. En caso de que no sean fanáticos del chocolate, saben que el café es la otra opción viable. Debido al clima, es normal ver a todos los chilangos con un termo en la mano, o arrasando con las bebidas calientes en todos los establecimientos.

Tapamos hasta a la mascota

Los chilangos que tenemos mascota, sabemos que ellas también padecen cuando el clima es frío. Para que nuestros amados animales de compañía no sufran, los tapamos. No sólo con una cobija, sino que les compramos prendas para que puedan mantenerse la temperatura cálida.

Abrigos, guantes y gorro, ¡listos!

El frío es el pretexto ideal para sacar todas esas prendas calientitas después de muchos meses de calor. Además, ya estamos pensando cómo podemos combinarlas y lucir increíbles sin morir de frío.

Hacemos planes para ir a la nieve

Lo más chistoso es que aunque la temperatura baje, nada nos detiene. De hecho, sabemos que hay otras ciudades más frías en las que incluso cae nieve. Sin embargo, como en la capital no gozamos de ese privilegio, planeamos con los amigos o familia ir a esos sitios cercanos que están en completa blancura.

Tapados como tamales, con cobija y todo

Es muy gracioso ver como todas las oficinas sacan los calentadores para mantener al personal cómodo. De hecho, hay quienes se atreven a llevar una cobija a la oficina para cubrirse las piernas y no quedar petrificados ahí. De verdad, hay tantas cosas graciosas que puedes ver en estos días fríos.

Este video te puede gustar