Que el dinero no se coma tu vida, ¡sal de tus deudas!

Las deudas son de las cosas más terribles que te pueden pasar. A nadie le gusta vivir debiéndole dinero a nadie, sobe todo a los bancos. Estos suelen estar recordándote de tus deudas de forma constante y muy molesta. Además, te podrían poner peros si necesitas hacer algún tipo de trámite y tienes un historial crediticio desfavorable. Aquí te damos algunos consejos para que puedas salir de tus deudas, lo más pronto posible.

No hagas solo pagos mínimos

Trata de hacer los pagos totales de tus tarjetas de crédito. Los pagos mínimos para no generar intereses no aminoran tu deuda, pero sigues debiendo. Así que procura hacer todos los pagos totales mensuales de tus tarjetas. De esta manera evitarás recargos por pago tardío o intereses.

Pagos a meses o promociones sin intereses

Debes de fijarte que las promociones de pagos diferidos sean a meses SIN intereses. De esta manera el producto o servicio que adquieras no te generará más gastos. Ya solo dependerá de ti no generarlos. Esto lo evitas cumpliendo con tus pagos sin retrasos. Solo procura que se trate de un bien duradero y no de consumo.

No te atrases en tu pagos, evita que tus deudas crezcan

No hay nada peor que no pagar a tiempo tus tarjetas. Debes pagar siempre dentro de las fechas límite que tengas asignada. Trata de fijarte en esos días importantes del mes. Además, puedes organizar tus compras con los días de corte de tu tarjeta. Así sabrás cuando debes de pagar y la cantidad que debes. Te evitarás desagradables sorpresas en tus estados de cuenta.

No hagas más gastos

Si ya tienes deudas, no debes hacer más gastos. Sobre todo si estos son innecesarios y puedes evitarlos. Desgraciadamente tener deudas significa que debes mantenerte a raya con los gastos y “apretarte el cinturón” en cuanto a gastos por mero lujo y placer. De igual manera checa y cuida tus gastos hormiga. Estos son los gastos que al hacer de manera regular no los tomas en cuenta, pero que tienen un gran peso en tu bolsillo, sobre todo a la larga. Me refiero al café de las mañanas (o tardes), el postrecito con las amigas y así.

Ordena tus pagos y aprende a  priorizarlos

Hay gastos fijos que no puedes evitar. También hay pagos con fechas de vencimiento más próximas que otros. Trata de organizarte para que los pagos no te coman y los hagas a tiempo. Cumple con tus obligaciones, sobre todo las más importante y próximas, no lo olvides.

Cancela tarjetas de crédito que no necesitas

Cancela todas las tarjetas de crédito que tengas. Los expertos financieros aseguran que el número máximo que necesitas es de tres tarjetas. Las demás salen sobrando. Estas te generan gastos, las ocupes o no. ¿El pago de anualidad te suena? Desecha todas las que no necesites y quédate solo con una o dos. Además así evitarás la tentación de ocuparlas y gastar dinero.

Este video te puede gustar