Dile adiós a tus deudas emocionales

Las deudas no solo son de dinero, muchas veces lo que debemos es amor, perdón y hasta aceptación hacia nuestra persona. Las deudas emocionales pueden estancar nuestra vida. Así que hagamos una revisión de cómo nos afectan y cómo podemos saldarlas. Deshacernos de ellas de una vez y para siempre, nos permitirá seguir nuestro camino liberadas de ataduras emocionales.

¿Qué es una deuda emocional?

beautiful 35 year old woman stands in front of the window

El tiempo cura las heridas; es lo que todo el mundo dice. Sin embargo, la realidad es que a veces no entendemos qué es lo que tenemos que aprender de las malas experiencias. Muchas veces dejamos que los problemas nos hundan y vamos acumulando emociones que se vuelven cómo pequeñas piedras que nos dificultan el pso. Esto nos crea una larga lista de cosas sin resolver, se podría decir que son “saldos pendientes”. Entonces, es preciso liquidarlos para seguir adelante con una buena salud emocional.

Descubre tus deudas

Woman looking surprised with her head in her hands

Resentimientos, emociones no expresadas, compromisos que hemos hecho con nosotras mismas y no hemos cumplido. Esta larga lista de espera nos cobra factura día con día. Nos angustian y las molestias se acumulan poco a poco impidiéndonos vivir plenamente. Busca los asuntos que tienes bajo llave, para empezar a hacer una limpieza emocional. Dales la debida importancia. Estas “deudas emocionales” tienen peso en nuestra forma de actuar. Permitir que se asienten sin resolver en nuestra vida solo nos traerá desequilibrio interno.

Olvídate de ellas

friends goodbye lisa kudrow phoebe buffay phoebe

Vas a tardar un tiempo en reconocer todas las emociones que tienes guardadas. Sin embargo, escribirlas puede ser un gran ejercicio para deshacerte de los asuntos que ya no necesitas en tu vida. Dile adiós a los sentimientos guardados y a aquellas cosas que has dejado de hacer por ti. Busca tu equilibrio interno. Además de quitarte un gran peso de encima podrás vivir más tranquila.

Adiós a las deudas emocionales, toma la iniciativa y busca mejorar por ti misma.

Este video te puede gustar