Diferencias entre ligue y noviazgo

¿Cómo olvidar aquella sensación cuando vista por primera vez al chico de tus sueños? Y bueno, ni hablar de cuando comenzaron a salir y cuando se hicieron novios, ¿cierto? Desde entonces, muchas cosas han cambiado. Por supuesto, algunas son mejores y otras comienzas a añorarlas. Y como recordar es volver a vivir, te doy una lista de diferencias entre ligue y noviazgo con las que seguro te identificas. ¿Lista para escarbar en tu memoria?

Miradas

Cuando se conocieron, las miradas que había entre ustedes eran de coqueteo. No podían dejar de verse como diciendo: “me encantas, quiero todo contigo”. Ahora, las miradas son de complicidad, de confianza, ternura y amor. No puedes imaginar tu vida sin observarlo cuando duerme o sin que él te vea mientras caminas. Sin duda, se respira el amor cada vez que alguien los ve juntos.

Besos

Seguro su primer beso estuvo lleno de nerviosismo, pasión y deseo. Es normal ya que se gustaban muchísimo, lo único que querían era probar esos labios y, por supuesto, no sabían cómo iba a reaccionar el otro. Ahora, los besos que se dan están cargados de comprensión, paz y mucho amor. No sería posible de ninguna otra manera, ya que el tiempo que ha pasado entre ligue y noviazgo ha incrementado el sentimiento de uno por el otro.

Comportamiento

Cuando comenzaban a salir, seguro ambos ponían todo su esfuerzo en parecer personas perfectas: siempre bien aseados, con vestimenta impecable, evitando pláticas controversiales y siempre de buen ánimo. Ahora que son novios y tienen más confianza, ya no les da pena verse en fachas y hablan sin problemas de la situación mundial dando su verdadero punto de vista. Y es que el amor que se tienen y la convivencia tan cercana, les ha dado la oportunidad de actuar como los seres humanos que son, incluso en los momentos más embarazosos.

Hay muchas diferencias más entre ligue y noviazgo, ¿cuáles hay entre tu pareja y tú?

Este video te puede gustar