Diferencias de vivir sola y seguir viviendo en casa de tus padres

Es una pregunta seria: ¿sigues viviendo en casa de tus padres? ¿o has tomado la decisión de dejar el nido y comenzar una nueva aventura? La verdad es que ambas experiencias son grandiosas, y nos guste o no, tienen sus pros y contras. ¿Quieres saber un poco más para que te decidas?

En casa de tus padres, no andas en ropa interior

Tal vez lo hagas en tu cuarto, pero no puedes andar pasénadote por toda la casa en puros calzoncillos. Bueno, puede que tengan mucha confianza de hacerlo, pero incluso así, sabes que hay momentos en los que podría llegar alguien y cacharte en paños menores. Así que lo mejor es no hacerlo.

Siempre está lleno el refri

En casa de tus padres tienes la tranquilidad de saber que el refri siempre tendrá alimentos. Fruta, leche, huevo, todo lo necesario para alimentarte todos los días. Eso es bueno, pues no tienes preocupación alguna de morir de hambre.

Y siempre hay deliciosa comida

Bueno, con mamá presente sabemos que siempre habrá deliciosa comida. Aunque sea sólo sopa, una torta de jamón o guisados más elaborados. Todo sabe más rico cuando mamá lo hace.

Te sientes protegida en todo momento

Luego de un mal día, sabes que puedes recurrir a mamá o papá y recibir un abrazo reconfortante por parte de ellos. Eso siempre es lo mejor.

Tienes alguien con quien platicar

Casi siempre es mamá con quien platicas de todo lo que sucede en tu vida y eso es una de las cosas más geniales que puedes hacer. Si tienes aún a mamá, disfrútala cada minuto.

No tienes que hacer todos los deberes de casa tú sola

Es grandioso, pues las obligaciones se dividen entre todos los miembros de la casa y el trabajo se hace menos pesado.

Viviendo sola

Puedes andar en ropa interior o sin nada y nadie te verá

Ya que tienes tu propio espacio, puedes levantarte, bañarte y andar en pura ropa interior por toda la casa. De hecho también podrías intentar andar sin nada. Es una experiencia realmente divertida.

Habrá veces en las que puede que tu refri esté vacío

Ya sea por falta de presupuesto o porque has olvidado hacer el super. En esos casos 1) vas al super a surtir de nuevo todos tus víveres o

O pidas pizza porque no quieres cocinar

Por flojera, falta de tiempo o por antojo. ¡Delicioso!

A veces puede que te dé un poquito de miedo, pero aprendes a estar sola

Si, hay días en los que extrañas tu antigua casa, a tu familia y preferirías ya no estar sola, pero créeme, vale la pena irte a vivir sola. Es un nuevo reto con el que podrás.

Si tienes una mascota, será tu fiel compañero

Un perro o un gato pueden ser grandes compañeros de aventura. Aunque no te respondan, puedes platicar con ellos y eso es grandioso.

Todo lo de la casa, te toca sólo a ti

Podría parecer punto en contra, pero aunque es más trabajo para ti sola, es divertido. Sólo sube el volumen de tu música favorita y listo, se te hará menos pesado.

Este video te puede gustar