“Diario de una pasión”: el peor referente para hablar de amor

Desde hace años, he escuchado que una de las mejores pelis de amor es Diario de una pasión. La muestran como una de las grandes historias de amor, pero la verdad es que si la vemos de manera detallada y con ojos no sólo de amor, nos daremos cuenta de que es el peor referente. Me queda claro que la pasión es importante dentro de una relación. Funciona como motor, pero la verdad es que no lo es todo para que una pareja funcione. Hay algo más importante que la pasión y eso se llama tranquilidad. Podrás sentir mucha pasión, pero si te sientes intranquila, preocupada o estresada, entonces no estás disfrutando al cien con esa persona.

Él fue irrespetuoso desde el principio

Cuando conoces a un chico, lo que conquista puede ser el hecho de que sea atrevido. Si sale de lo ordinario, es algo que te atrae y quieres saber más sobre esa persona. Sin embargo, la falta de respeto puede ser una mala señal de que esa persona no respeta las decisiones que tomas. En el caso de Noah, no le importó interrumpir a Allie mientras estaba con otro chico en la feria. Él quería que ella le hiciera caso de manera forzosa.

Peleas constantes

Una vez que comenzaron a salir, Allie y Noah peleaban la mayor parte del tiempo. No importaba de qué se tratara; siempre había peleas, gritos e incluso llegaron a golpearse al momento de las discusiones. Es un hecho que las relaciones no son perfectas, pero tampoco se trata de que todo el tiempo haya peleas y mucho menos violencia. Como dije, una relación de verdad es la que te hace sentir calma, paz, no estrés o preocupación por las reacciones de la otra persona.

Lon si hacía que Allie se divirtiera

La manera en que Lon se acercó a Allie fue completamente diferente. Jamás la obligó a nada, al contrario, respetaba su espacio y sus decisiones. Una vez que estuvieron juntos, lo único que él buscaba era su felicidad. Iban a bailar, salían a comer o pasaban tiempo juntos, pero sin estrés.

La importancia de los límites

Noah jamás respetó los límites que ella ponía o de la relación. Al contrario, siempre quería que se hicieran las cosas según su voluntad. Lon jamás quiso que ella hiciera algo que no quería. Incluso cuando ella tomó la decisión de irse y regresar con Noah, no la detuvo. La amaba, pero sabía que él jamás la haría sentir “feliz” como el otro.

¿Qué tipo de amor quieres tú? Uno pasional, pero que siempre tendrá problemas, o uno que te brinde paz mental y emocional.

Este video te puede gustar