Después de la peor cruda de mi vida, aprendí estos trucos

Con todo el dolor de mi corazón aceptaré lo siguiente: mi cuerpo ya no aguanta igual que antes una fiesta. No es que sea algo para presumir, pero la verdad es que cuando era más joven podía tomar bastante sin sentirme mal al día siguiente. Mucho tiempo dejé de salir y ahora… bueno, con tres cubas, al día siguiente quiero morirme. Hace poco se me pasó la mano con los tragos y supe el significado de “la peor cruda de mi vida”. Sentía dolor de cabeza, cuerpo, náuseas, vómito y básicamente ganas de morirme. La buena noticia es que después de ese día aprendí estos trucos. ¡Espero que te sirvan, nadie debería sentirse como yo en ese momento!

Licuado de plátano

¡Guácala! Cuando estás cruda lo que menos se antoja es algo dulce o con leche. Sin embargo, cuando me explicaron por qué sirve vi que tiene mucha lógica. Cuando estás cruda es posible que sientas desde dolor de cabeza hasta náuseas o vómito. Esto se debe a que los niveles de azúcar en tu cuerpo están muy bajos y tu estómago no deja de producir ácidos en exceso después de tanto alcohol. Así que un licuado de plátano ayuda a restablecer los niveles de azúcar. Los plátanos hacen que tu estómago produzca mucosidad. Así le dirás adiós a los molestos ácidos y con ellos a las ganas de vomitar. 

Agua de coco

Además de que tu estómago se afecta, tu cuerpo en general se deshidrata muchísimo a causa del alcohol. Así que lo que necesitas es darle un boost de hidratación. Para ello, el agua de coco es buenísima pues ayuda a tu organismo a eliminar las toxinas más rápido. Además, restaura los electrolitos. ¡Yeyyy, hidratación ven a mí! Ahora, te doy un tip aún mejor: tómala bien fría antes de dormir y así aceleras el proceso de recuperación, pues no le darás chance al cuerpo de deshidratarse aún más.

Noche de desenfreno, mañana de Ibuprofeno

Esta frase me la dijo alguna vez una amiga y la llevo tatuada por siempre (en la mente, obvio). Antes me reía de las que se levantaban y por una cruda terminaban tomando medicamentos, pero ahora las entiendo muy bien. Karma yo creo. Y ni siquiera estoy hablando de que salga y beba el bar entero, pero en serio, con que tome tres tragos al día siguiente siento que voy a morir. Así que nada, un ibuprofeno después de levantarte, ayuda a aliviar el dolor de cabeza.

A cada trago, un vaso de agua

Puede que la estés pasando tan bien en la fiesta que se te olvide este tip. Me ha pasado… y después me arrepiento todo el día. No hay nada mejor para equilibrar la deshidratación que causa el alcohol, que beber un vaso de agua por cada trago. Es decir, entre cada cuba (o cerveza o lo que sea que tomes), bebe un vasito de agua. Además, así aguantarás mucho más durante toda la fiesta y no se sentirás mal al día siguiente. Bueno a menos que te tomes la botella entera, pero de que ayuda, ayuda y mucho. Y no sólo eso, antes de dormir toma todavía más agua, ya sea la de coco que mencionamos antes o natural. Así que ya sabes, si te gusta salir de fiesta, tu mejor aliada es una buena botella de agua en tu mesa de noche. Te lo dice una experta.

Este video te puede gustar