Descubre cómo dejar de hacerte la víctima por todo

¿Sientes que la vida es injusta contigo todo el tiempo? Probablemente no lo sea, pero tú quieres creer que sí y esto sucede porque te haces la víctima. Realmente no es nada bueno para tu salud emocional, por eso quiero darte algunos consejos para que dejes de hacerte la víctima por todo.

Acepta tu propia furia

Para dejar de hacerte la víctima debes aceptar tu propia furia en vez de negarla. Créeme, te hace bien y es mejor que culpar a otra persona. Además, no toda la gente te va a considerar como “pobre chica”. Nunca se sabe; quizá te encuentres a una persona que te responda con agresividad y te haga sentir muy mal. Identifica tus emociones, vívelas, pero no trates de justificar si son buenas o malas, solo siente.

Date cuenta, el mundo no te debe nada

Te sientes traicionada cuando el mundo no cumple tus caprichos. ¿Así quieres vivir toda tu vida? No es por nada, pero las expectativas altas son nuestras peores enemigas. Las cosas son como son, no puedes modificarlas a tu gusto debido a que no todo está en tus manos. Trabaja en ti misma, deja el odio y la envidia a un lado porque no sirven para nada. En vez de sentirte así, emprende tus propios proyectos y trabaja en tus emociones.

Sé responsable de tus sentimientos y acciones

Tú los sientes, tú los tienes. ¡Así de simple! Imagina que seas la responsable de que una persona se sienta triste cuando no has hecho nada, ¿ahora entiendes? Si quieres dejar de hacerte la víctima por todo, ten en cuenta que tus acciones se originan de las decisiones que tomas. Deja de pensar que son obra del destino.

Haz algo que te haga feliz

Realiza alguna actividad que te mantenga ocupada y contenta, por ejemplo, algún hobby. Algo que realmente te interese, no solo porque te sobra tiempo y no tienes nada que hacer. Hay cientos de cursos y talleres que puedes tomar relacionados con tus pasatiempos. Y no solo eso, otra opción es salir con tus amigas o tu familia, escuchar música a todo volumen en tu cuarto, etc. Lo que sea que te haga feliz, ¡hazlo! Sentirás la diferencia en tu forma de pensar.

Deja de hacerte la víctima ¡y sal a conquistar al mundo!

Este video te puede gustar