Dermatitis seborreica: cómo tratarla cuando afecta a tu bebé

La dermatitis seborreica puede afectar a algunos bebés y se caracteriza por una aparición de escamas en la piel. La mayoría de las veces aparece en los primeros meses de vida. No obstante, no es una afección de la cual preocuparse. No es contagiosa y tampoco tiene que ver con su alimentación. Es muy común y fácil de tratar. Te cuenta más sobre esta alteración.

¿Qué es la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica del lactante es una alteración que puede afectar a los bebés. También es llamada costra láctea y la causa exacta se desconoce. Algunos expertos la atribuyen a una producción excesiva de grasa en la piel. Se puede distinguir porque se forman escamas en el cuero cabelludo del bebé. Estás escamas por lo general son de color blanco y pueden cubrir hasta las orejas, nariz y aparecer en otras zonas del cuerpo.

Los cuidados que debes darle a tu bebé

En cuanto notes que tu bebé presenta escamas no intentes arrancarlas, esto puede herir su piel. Los pediatras sugieren lavar la cabeza del bebé con agua tibia y un jabón neutro. Después debes cepillar su cabeza con un cepillo de cerdas suaves cuidadosamente. Poco a poco irá desapareciendo, pero si notas que la costra es muy gruesa y no desaparece, lo mejor es que lo lleves con el pediatra. Lo más probable es que le recete jabones y cremas especiales para este problema.

Complicaciones de la dermatitis

Aunque es un problema fácil de eliminar en algunos casos puede complicarse. Si se arrancan las escamas puede infectarse la piel del bebé. En otros casos puede aparecer enrojecimiento o causar picor en la piel. En cuanto el bebé tenga estos síntomas acude con su pediatra o un dermatólogo. Se recomienda que ante estos problemas se aplica una pomada de hidrocortisona que debe ser utilizada bajo supervisión medica. Nunca automediques a tu bebé o podrías perjudicar su salud.

Este video te puede gustar