Dejé los bras durante un mes, y esto fue lo que pasó

Los bras tienen muchas ventajas. Son lindos, nos levantan el busto y además hay un sinfín de diseños para mostrar nuestra personalidad con ellos. Sin embargo, dejar los bras también aporta grandes beneficios. Yo dejé los bras por un mes y esto fue lo que me pasó.

De lo incómodo a lo cómodo

Sí, andar sin bra puede ser una experiencia bastante reveladora. Tuve que aceptar que en algún momento lo inevitable pasaría. Finalmente la naturaleza es sabia y por supuesto que los cambios de temperatura se dejan notar a través de la tela de cualquier prenda… ¡Cualquiera! Lo digo en serio, pues no importaba qué tan gruesa estuviera la tela del suéter que me pusiera. Nunca había notado que este cambio ocurre super frecuentemente en nuestro cuerpo. Después de lidiar con ese problema, me dejé llevar de lo “incómodo” a una nueva realidad. Dejé los bras y por supuesto que las miradas indiscretas de varios caballeros super “discretos” me hicieron dudar un par de veces para continuar con este reto. En fin… No podemos esperar que todo el mundo sea tan respetuoso como se dice.

Cómoda todo el día

Si nunca has estado sin un bra todo el día, te sugiero que lo experimentes. Es bastante revelador, pues evidentemente la forma en la que la ropa se te ve es completamente diferente. Debo decirte que en un principio me molestaba bastante no tener la protección de las copas para lucir un escote o una simple t-shirt. Sin embargo, la comodidad es fabulosa. No hay una sola varilla que se interponga en tus movimientos. Sin mencionar que al no usar bra no debes preocuparte por los tirantes, la tensión en ellos, ni en si se nota o no. Un paso menos al despertarte y escoger tu outfit del día.

Reafirma tu busto

No soy una chica se pechos impresionantes. De hecho, tengo un busto bastante pequeño por lo que resultó ser una gran experiencia el andar sin bra todo el día. Por otra parte, los cambios físicos en mi busto se hicieron notar como a las dos semanas de dejar de usar push ups y sostenes de todo tipo. Al parecer, es cierto que al usar bra todos los días volvemos muy flojos a nuestros músculos, dejando que nuestro busto caiga poco a poco. El simple hecho de no traer la restricción de las varillas resultó un gran ejercicio para mi busto. Ahora se encuentra más firme que antes, además de tener una mejor circulación y no sufrir de hinchazón durante mi periodo.

Usarlo o no

Realmente no hay una regla que diga que lo tienes que usar. Por supuesto, andar sin brasier no es para todas. Después de este reto yo regresé a mis amados bras. Sin embargo, he hecho algunos cambios en cuanto a los que selecciono. Ahora los sport bra son mis mejores amigos, pues me dan el soporte que necesito sin una varilla de por medio. Por supuesto que también me he convertido en una gran fan de los bralettes, sexys y super cómodos. Dejé de usar bras y fue algo maravilloso, es una experiencia que toda chica debería experimentar.

El estilo de vida de una mujer también puede determinar qué tan factible es usar o no un buen bra. Al final, para todo hay un tiempo y lo más importante es que tú te sientas a gusto.

Este video te puede gustar