Deja de meter tu corazón donde no cabe

El amor es tal vez el mejor sentimiento que puede existir en el mundo. Quiero pensar que también es el más fuerte, pues a pesar de tanta maldad que existe, hay una luz de esperanza gracias a los actos de amor y bondad que muchos hacen. Quisiera pensar lo mismo respecto a las relaciones amorosas. Por desgracia, el estado en el que el mundo se encuentra en la actualidad deja mucho que desear. Todos hemos dejado de ver las cosas para bien. Siempre estamos buscando el bien propio sin importarnos sobre quién tenemos que pasar para lograrlo. Eso ha hecho que las relaciones ya no tengan la misma importancia que antes. Pocas personas se comprometen por amor sin esperar nada a cambio de verdad. Debido a eso, debes aprender a no meter tu corazón donde no cabe. Es lo peor que puedes hacer contigo misma.

Malestar emocional

En la actualidad, conozco pocas personas que no han ido a terapia. Cabe recalcar que antes se tenía la idea de que quien iba al psicólogo lo hacía porque estaba loco. ¡Vaya ideas! La realidad es completamente diferente. Ir al psicólogo es digno de admirarse. Una vez que tomas la decisión, ten por seguro que tu vida cambiará para bien. Puede ser que al principio no lo notes, pero conforme pasa el tiempo en terapia, observas que eres una nueva persona. Lo malo, es que justo todos o la mayoría de los que estamos en terapia, decidimos ir porque nos dimos cuenta de que estamos rotos. No solo por alguna decepción amorosa, sino porque traemos arrastrando muchas broncas desde pequeños. Al no saber manejarlas, nos relacionamos con personas igual de dañadas que nosotras. No digo que sea malo, pero si es peligroso, porque seguimos en un círculo vicioso (por así decirlo). Hemos pasado por tantas cosas, que somos seres descosidos y remendados que luchamos por continuar.

Toma las riendas de tu vida

Para evitar poner tu corazón donde no cabe, es necesario que te des cuenta y aceptes cuando no estás bien. No hacerlo, solo te perjudicará. Cuando estamos mal, aceptamos cualquier trato, cualquier relación, con tal de no estar solas. Ojo, no estoy juzgando a nadie, más bien, quiero ayudar a muchas chicas que están pasando por una situación que ya viví. Estar mal me hacía sentir como si me ahogara en un enorme agujero negro y pensaba que no encontraría la salida. Tenía tanto miedo del cambio, que optaba por quedarme en la misma situación aunque supiera que era malo. Por fortuna, un día me cansé y decidí tomar las riendas de mi vida. Hacerlo fue maravilloso, pues me di cuenta de todo el poder que tengo. Comprendí que nadie podía pisotearme o destrozar mi corazón si yo no lo permitía.

No metas tu corazón donde no cabe

Parece mentira, pero una vez que decides quitarte la venda de los ojos (que tú misma pusiste), comprendes que el panorama es diferente. Entiendes que no mereces recibir migajas de nadie y que a veces es mejor estar sola, en lugar de estar con alguien que te hace sentir sola. Podrás conocer a muchas personas en tu vida y con muchas de ellas querrás compartir algo más, aunque no sea posible. Al tener la fuerza necesaria, sabrás que no hay que forzar ninguna puerta y que todo llega cuando tiene que llegar. Si estás sola en este momento, no te sientas triste y no pienses que no vales la pena, aprovecha para disfrutar de ti, conocerte y vivir. No olvides que cada día es una nueva oportunidad que no debes desaprovechar.

Este video te puede gustar