Decirle “NO” es una decisión válida que puedes tomar en cualquier momento

La forma en la que las mujeres accedemos a tener relaciones sexuales se ha convertido en un tema super controversial en estos días. Finalmente son pocas las parejas que se preguntan directamente si quieren o no tener sexo. Es una pregunta complicada, ya que en ciertos contextos hacer la pregunta directamente  puede romper el sentido erótico del momento. No obstante, cada vez son más las chicas que confiesan haber sido asaltadas sexualmente. Aprender a decir “NO” es nuestra responsabilidad, es una decisión válida.

Decir “no” es tu decisión

Todas reconocemos que no es nuestro deber acceder a algo que no queremos. No obstante, decir que no se vuelve algo muy difícil cuando perdemos el control de la situación o cuando nos sentimos obligadas a continuar con algo que no queremos hacer. Ante todo, debemos recordar que podemos decir que no y es necesario que lo hagamos en cuanto nos sintamos incómodas. Decir que no puede ayudarnos a no pasar por situaciones incómodas. Así que sé muy directa si la persona con la que estás saliendo comienza a insinuarte que quiere dar otro paso pero tú no lo deseas. Sé muy clara y directa con él, con respecto a lo que quieres. Decir que no es válido en cualquier momento.

Respetar tu cuerpo

Las mujeres tenemos una gran responsabilidad cuando se habla de sexo. Somos mucho más vulnerables que los hombres en este sentido, pues somos capaces de embarazarnos. Una noche de sexo puede tener un resultado definitivo en nueve meses, eso sin contar las tantas enfermedades sexuales que abundan en el mundo. Sonará un tanto cursi, pero el cuerpo de una mujer es sagrado por el simple hecho de que puede dar vida. Es nuestra responsabilidad cuidar de él. Por lo que debes tener cuidado y ser muy consciente de a quién le vas a dar el privilegio de estar contigo.

Puedes decir que no a quien sea a la hora que sea

Decir que no es una decisión válida en cualquier circunstancia. Debemos repetirlo a las chicas más jóvenes, a nuestros hijos e incluso a nosotras mismas. Cuando una mujer dice “no” es simplemente “no”. No obstante, decirlo no es tan fácil; así como tampoco lo es tomar acciones radicales en el momento en el que nos sentimos incómodas.

Evita ponerte en peligro

Son muchas las cosas que podemos hacer para que nuestra voz se escuche, para evitar el peligro al que muchas mujeres nos enfrentamos día con día.

  • Sé clara y directa. Nos cuesta mucho trabajo ser directas con el sexo opuesto. Sin embargo, debemos hacer entender a los hombres lo que queremos y lo que no directamente. Créeme que si es un hombre decente lo va a agradecer y te va a tener paciencia.
  • Si te arrepentiste en el momento también se vale. Detener la situación es válido y puedes hacerlo si te sientes incómoda. Toma tus precauciones, no vayas a casa con un completo desconocido. Espera unas cuantas citas antes de pensar si quiera tener relaciones. Además, es bueno que conozcas las intenciones del hombre con el que sales. Es fácil, solo pregúntale qué es lo que quiere.
  • No accedas a ir a un lugar privado si tú no quieres o no estas segura de querer intimidad. Debes evitar ponerte en peligro. Estar en un lugar a solas te deja en una situación vulnerable, por lo que si no estás muy segura de lo que quieres es mejor que lo evites. Si el hombre con el que sales realmente quiere algo bien contigo, va a esperar a que estés lista.
  • ¿Primera vez con alguien?, no ingieras mucho alcohol. Beber de más puede ser lo peor que te ocurra en la noche, ya que si algo no te gusta tu reacción no va a ser inmediata. El sexo es para disfrutarse, pero el alcohol puede nublar tu juicio y llevarte a una situación peligrosa. Tener o no sexo es una decisión válida siempre que la tomes a conciencia.

Este video te puede gustar