Deberías amar que las cosas no salgan como tu quieres

¿Quién en su sano juicio puede decir que le encanta que sus planes no salgan como lo previó?
¡Eso no pasa! Sin embargo, un error no es un fracaso. En realidad es una oportunidad para aprender. Aquí hay 7 razones principales por las cuales valorar cada uno de tus errores.

1. Porque continúas perfeccionándote

No todo error es un fracaso. El fracaso viene cuando nos estancamos o nos rendimos. Para evitar el fracaso, debemos integrar el error a nuestro proceso de perfeccionamiento aprendiendo de él y sacando nuevas ideas para resolver o evitar problemas. Que tus planes no salgan como quieres definitivamente no es el fin del mundo.

Hay cosas del sexo que sólo aprenderás hasta que pongas manos a la obra

2. Porque controlas tu emociones

Es normal sentir frustración, ira o enojo cuando las cosas no salgan como quieres. Sin embargo, aprenderás a controlar tus emociones si quieres salir del problema y evitar que se repita. Es muy inmaduro dejarte llevar por tus emociones al igual que pasártela negándolas. Lo mejor que puedes hacer es aceptar lo que sientes, entender por qué lo sientes y tomar acción para volver eliminar lo que te hace sentir mal.

Señales de que tu date es un desastre emocional

3. Porque exploras tus limitantes

La práctica te hará mejor. Piensa por ejemplo en los deportes olímpicos. El mismo competidor puede volver a batir su propio récord mientras consigue una nueva medalla de oro. Por lo tanto, en estos últimos 4 años de entrenamiento sus límites han cambiado. Lo mismo pasa contigo, quizás en este momento no pudiste hacer alguna actividad. Pero aprendiendo de tu error y con práctica, al siguiente intento puedes y ahora replanteas tus metas hasta ver qué tanto puedes hacer.

4. Porque aprendes nuevas habilidades.

Quizás tus planes no salgan como querías porque no supiste hacer cierta actividad o porque surgió un imprevisto que no supiste manejar. Al analizar tus errores, podrás evaluar qué habilidades te hacen falta para cumplir tus metas.

No puedes esperar que el amor prospere si lo aprisionas

5. Porque aprendes a pedir perdón.

A veces, aunque no queramos, nuestros errores afectan a otras personas o decepcionan a quienes depositaron su confianza en nosotros. Este error de ayudará a desarrollar la humildad para reconocerlo y pedir disculpas. Pero además, te dará la motivación para reparar el daño causado con acciones claras.

6. Porque aprendes a confiar en las personas.

A veces tus errores te muestran tus carencias. Por lo tanto, te verás obligada a buscar una persona de confianza que te ayude a salir de ahí. No es que seas súper aprovechada y busques la salida fácil, simplemente hay ciertas ocasiones en que necesitamos ayuda. También puede ser que dicho error provenga de algún integrante de tu equipo. Así que el error también puede revelar quien traiciona tu confianza.

7. Porque requiere disciplina mental.

Es muy fácil rendirse antes de tiempo. Lidiar constantemente con errores sin duda puede ser desgastante. Por eso requiere un esfuerzo consciente el no dejarte vencer por el error, el concentrarte en la meta para superar los errores del camino.

Evitar que un error sea un fracaso es toda una filosofía de vida. Estos beneficios aplican desde volver a preparar una receta de cocina que no te salía, hasta buscar el empleo de tus sueños o reparar tu matrimonio. Los errores son eventos comunes en nuestra vida, así que el enfoque con que los afrontamos debe serlo también.

Este video te puede gustar