Darle o no una segunda oportunidad; ¿qué opinas?

Quizás hayas idealizado de más a este chico, pues después de una mala experiencia es normal que te sientas confundida. Dar una segunda oportunidad no es nada sencillo. Pero no te preocupes, te voy a enseñar cómo puedes tomar una decisión fácilmente y sin romperte la cabeza. Hay varias cosas que vas a tener que tomar en cuenta. La cuestión es responder de forma super honesta.

¿Lo quieres?

Deja de taparte los ojos y de justificarlo. Sea cual fuere la razón por la que se hayan separado, sé muy analítica con este punto. ¿En realidad quieres a la persona frente a ti o solo la has idealizado? Si en realidad quieres a tu ex, valdría la pena darle una segunda oportunidad. Sin embargo, recuerda que al hacerlo vas a tener que perdonar su ofensa y empezar de cero, sin remordimientos. 

¿Eres feliz a su lado?

Una forma muy sencilla de saber si lo estás idealizando es analizar qué tan feliz te encontrabas con esa relación. Pon en una balanza los días o cosas que te hacían feliz cuando estabas son él. Si existen pocas cosas que no te hacían feliz, se puede trabajar dentro de la relación. Sin embargo, si hay más peso del lado malo, es probable que lo mejor sea dejar ir a la persona.

¿Te está aportando algo?

No puedes ir por la vida esperando dar más de lo que recibes. Una buena relación te ayuda a crecer y normalmente el chico con el que estás te debe aportar algo. Te impulsa a seguir adelante, hace que tus días se sientan felices y tranquilos. Te reta a ser mejor persona y siempre te echa mil porras.

¿Te sientes tú misma cuando estás con él?

Cuando una relación no tiene futuro te pones necia y tratas de encajar con el hombre en cuestión. Esto es lo peor que puedes hacer, dejas de ser tú misma y terminas perdiéndote en muchos aspectos. Si no puedes ser tú libremente, te sientes estresada o intentas siempre ser lo que el necesita, ¡corre! Es más, huye hacia el lado contrario a él. Quizá no sea un chico malo, pero si te sientes de esta forma es tiempo de trabajar en ti misma.

¿Tienes focos rojos que has ignorado?

Ten cuidado con esta parte y presta mucha atención. Estos son focos rojos que no tienes que dejar de lado. Si el chico con el que quieres regresar tiene estas características, no vuelvas con él.

  • Te ha faltado al respeto estando ebrio.
  • Te hace sentir menos.
  • De vez en cuando te sientes atacada con sus acciones o palabras.
  • Solo está cuando él quiere.
  • Nunca te apoya en lo que necesitas.
  • Aprovecha cada cosita que haces mal para recriminarte más cosas.
  • No le agradan tus amigos y se rehúsa a salir con ellos.
  • Te vigila en todo momento del día y se enoja cuando no le contestas.
  • Es muy posesivo y celoso.

Sé super honesta contigo misma, escucha a tu intuición que pocas veces se equivoca. Dar una segunda oportunidad es una buena opción siempre que ambos corrijan lo que estuvo mal desde un principio.

Este video te puede gustar