Cómo cultivar el amor propio día con día

El amor propio es lo que te abrirá muchísimas puertas en la vida. Amarte a ti misma aumentará tu autoestima, tendrás más confianza en ti misma y serás más fuerte. Tendrás el poder de decidir lo que tú realmente quieres hacer sin que las opiniones de los demás te afecten. Sin embargo, ¿sabes cómo cultivar tu amor propio? Con estos consejos podrás hacerlo en cuestión de días, ¡te lo aseguro!

Se más consciente de ti misma

Si quieres cultivar el amor propio entonces debes ser más consciente de ti misma y prestarte mucha atención. No actúes en función de lo que otras personas quieren para ti. Actúa por tu impulso, por tus propias decisiones y porque tú lo deseas. No dejes que las dudas se apoderen de tus pensamientos, porque cuando no sabes lo que quieres es cuando más se complican las cosas.

Actúa según tus necesidades, no conforme a tus deseos

Siempre ten en cuenta que el amor no significa cumplir las necesidades de la otra persona, más bien es facilitarlo. Así que si quieres cultivar tu amor propio debes entender que funciona con el mismo principio. No cumplas tus deseos, hazlos más fáciles para que los puedas cumplir. Enfoca tus metas a tus necesidades, por ejemplo ¿qué necesitas para ser feliz? Una vez que lo identifiques, puedes centrar tu cabeza en ello y alejar todos los problemas que son perjudiciales para tu bienestar.

Ten un buen cuidado personal

El amor propio se cultiva por dentro y por fuera. Por eso, una forma de amarte más es prestarle atención a tu apariencia mediante tu cuidado personal. Desde cómo lavar tus dientes, ducharte, depilar tus piernas, etc. hasta el cuidado de tu salud y bienestar físico. Esto incluye hacer más actividad física, comer más saludable, dormir ocho horas diarias, etc.

Pon límites

Debes ser capaz de decir que “no” a lo que te puede afectar de manera física, emocional o espiritual. Tampoco tengas miedo de sentirte rechazada solo porque pensaste diferente. Cuando te amas a ti misma no existe un obstáculo, recuerda que vives para ti y no para complacer a los demás.

Protégete de las personas tóxicas

Las personas tóxicas son aquellas que te obligan o te influyen para que hagas cosas que en realidad no quieres hacer. Las que critican tus triunfos o intentan derribarte. Lamentablemente, en esta sociedad a veces las personas tóxicas son las más populares o las más respetadas. No te juntes con esas personalidades que te destruirán lentamente solo por unos minutos de popularidad.

No seas dura contigo misma

Aprender a perdonarte a ti misma, es una de las claves para el amor propio. Hacerte responsable de tus acciones no significa que tengas que torturarte o algo por el estilo. Está bien reconocerlo, solucionar el problema o hacer algo al respecto para que nunca vuelva a ocurrir. Si vives con rencor u odio hacia ti misma, jamás podrás crecer como persona.

Este video te puede gustar