Cuida la piel de tu bebé cuando tiene rozaduras

Cuando tu bebé está en tus brazos, lo único que quieres es tenerlo en una burbuja para que nada le pase. Sin embargo, las cosas no son así y debes tener la mayor precaución del mundo. Sobre todo con su piel, pues debes recordar que es más delgada que la de nosotros. Por eso más fácil que tenga rozaduras o irritaciones. Tranquila, cuida estos aspectos y todo estará bien.

Siempre utiliza productos hipoalergénicos

Es de suma importancia que utilices productos sin conservadores, perfumes o químicos muy fuertes. La piel de tu bebé aún no se ha desarrollado completamente por lo que las bacterias, cambio de temperaturas y sustancias extrañas pueden lastimarla. En consecuencia debes evitar lo siguiente.

  • Pañales con olores o colorantes.
  • Cremas con perfumes y conservadores.
  • Baños calientes que duren más de 15 minutos.
  • Toallitas húmedas con alcohol.
  • Aceites para bebé.

 

Cuida la piel de tu bebé de la rozadura

Si la piel de tu pequeño ya está rozada, lo primero que debes hacer es limpiar la zona afectada. Utiliza agua tibia y un paño de algodón,  después seca esa zona con mucho cuidado. Cubre a tu bebé de preferencia con una prenda de algodón pues esta tela le permite transpirar. Revísalo constantemente para evitar que la herida entre en contacto con desechos o podría infectarse.También debes procurar que la herida esté ventilada, pues el calor y el encierro favorecen a las bacterias.

Procura que su pielecita siempre esté hidratada

Utiliza tanto cremas humectantes como pomadas para mantener su piel hidratada de forma saludable. Evita utilizar geles o cremas con perfumes pues podrías hacer que el herida arda o empeore. Lo más adecuado es acudir con un dermatólogo para que te indique qué utilizar.

El baño no debe ser tan frecuente como pensamos

Contrario a lo que pensamos el baño del bebé no debe ser regular. En este sentido lo adecuado es bañarlo de 2 a 3 veces por semana, si así lo aprueba el pediatra. La duración del baño no debe ser mayor a cinco minutos o podrías irritar la piel. Con el paso del tiempo puede durar hasta 15 minutos, pero no más. Al finalizar debes secar perfectamente su cuerpecito para evitar zonas húmedas.

Este video te puede gustar