Por qué cuando te portas bien con un hombre siempre acaba traicionándote

Te aprendes sus gustos, le mandas mensajes, le das libertad pues ya en el pasado has aprendido cómo cuidar una relación. Esta vez estás decidida a hacer lo mejor para ti y para esta persona especial en tu vida. Claro que el color de rosa solo dura unos meses. Después de que la relación marcha viento en popa,  el hombre en cuestión termina siendo un patán. He escuchado muchas veces esta pregunta: ¿por qué cuando te portas bien con un hombre siempre acaba traicionándote?

¿Qué pasa con los hombres?

Soy el paño de lágrimas de muchas de mis amigas y, por si fuera poco, he vivido esta experiencia también. Es difícil identificar a un patán a la distancia. No estoy hablando de los hombres prepotentes o mujeriegos de los que casi todas huimos. Hablo de estos hombres relativamente tranquilos que incluso son capaces de presentarte a su mamá. ¿Por qué será que un hombre siempre acaba traicionándote después de qué has hecho todo para que la relación funcione? He planteado una teoría que me ha ayudado a mí y a mis amigas a evitar pasar el mal rato pensando en esto. Así que espero que te sirva de algo.

Las buenas mujeres

Alguna vez escuché decir a varios hombres qué es realmente difícil encontrar una buena mujer. El hecho es que quizás ambos sexos tenemos diferentes expectativas sobre lo que es tener una buena pareja. No obstante, el verdadero problema siempre empieza con nosotras mismas. Nuestras elecciones no son siempre las adecuadas y a veces dejamos de lado los hechos por la fantasía. ¿Cuántas veces tus amigas no te han insistido en que dejes de contestarle al fulano o que ponga más de su parte? Somos idealistas y positivas para lo que nos conviene.

Ellos no quieren ese tipo de amor

Va a sonar super feo, pero los hombres que terminan siendo patanes tienen un problema. Normalmente es un gran problema de autoestima, aquí es donde todo se complica. Si tú eres una mujer que se siente completa, con buena autoestima y  mucho amor para dar, definitivamente él no va a saber qué hacer contigo. Al principio seguro disfrutará de tu compañía y de lo diferente que es una relación buena. Sin embargo, con el tiempo se encontrará en un gran conflicto pues el seguir contigo será un constante cambio que quizás él no esté dispuesto a dar en el momento. No es que sean malas personas, pero están tan perdidos, que les incomoda estar con alguien que no se parece en nada a ellos.

La compatibilidad en la pareja

Aquí es cuando viene el golpe de realidad y es que debes ser más selectiva con las personas que dejas entrar a tu vida. Cuando te relacionas con una persona con problemas emocionales que tú no tienes, va a terminar yéndose y probablemente de una forma nada grata. Tampoco creo que los patanes dispongan del tiempo para meditar cómo te van a facilitar este trance. Lo que tú ves como la ruptura más cruel, para ellos solo fue la puerta de salida ante la desesperación, un medio de escape. No por ello debes sentirte mal. Con cada pareja se aprende algo y al final las personas que hacen eso no están listas para un amor como el tuyo.

El verdadero problema es que las mujeres solemos ser muy entregadas, bondadosa y damos amor a manos llenas. Muchas veces preferimos pensar en el bien dentro de los demás, aunque la evidencia nos enseñe lo contrario. Es una condición humana totalmente instintiva. Deja de pensar en por qué un hombre siempre acaba traicionándote. Es mejor pensar en las características que te gustaría encontrar en la pareja que deseas.

Este video te puede gustar