Qué hacer cuando el tamaño del pene de tu pareja no te satisface

Con frecuencia se dice que el tamaño del pene importa a la hora de tener relaciones sexuales. Esto con el fin de que sean completamente satisfactorias. Sin embargo, ¿qué tan cierto será eso?

El tamaño del pene, ¿realmente importa a la hora del sexo?

Muchos debates se han hecho con respecto al tamaño del pene y si éste realmente importa para dar el placer suficiente. Algunas personas dicen que sí y otras dicen que no. Incluso los hombres tienen muchas dudas cuando su miembro es pequeño.

A los hombres que tienen un miembro poco dotado, les preocupa no sólo el momento del disfrute. También piensan que no lucirán bien ante su pareja y eso los aqueja. Las parejas de estos hombres pueden tener dificultades para gozar a plenitud su intimidad.

Las mejores posturas para penes pequeños

El sexo puede ser tan incómodo o placentero como lo desees. Puede ser que la genética afecte el placer, pero la actitud también debe ser tomada en cuenta. Si tu chico tiene una maravillosa actitud, ten por seguro que la vida sexual será fantástica.

Tumbona

Tú viendo hacia arriba con un cojín a la altura de la cadera eleva tu pelvis mientras que tu pareja se coloca de rodillas frente a ti. Sube tus piernas en sus hombros. Durante esta postura el pene estimula de manera directa la pared vaginal, por lo que es muy placentera.

Cuchara

El ángulo de penetración en esta postura es el indicado para que ambos disfruten. Además resulta más fácil que él estimule otras partes de tu cuerpo. Al ser la penetración poco profunda, los dos lograrán disfrutan sin que tú te sientas tan incómoda.

Vaquera invertida

Cuando la mujer está arriba de su pareja en el encuentro sexual, disfruta más porque tiene el control de la situación. El clítoris se estimula al máximo hasta llegar al orgasmo. Puede realizarse la variante, en vez de que veas a tu chico, te sentarás sobre él pero viendo hacia sus pies. Colócate con las piernas flexionadas, apoyando los pies en la cama. Al estar tus piernas juntas las sensaciones se elevan y se estimula el punto G.

Mariposa

Una de las mejores superficies es la mesa. De preferencia una grande, o al menos que quepas tú acostada para comodidad de los dos. Debes recostarte boca arriba al borde de la mesa mientras tu chico de pie frente a ti. En esa postura te penetrará desde un ángulo perpendicular, por lo que impacta de manera directa en el clítoris. Si quieres darle un plus, agrega una almohada debajo de tus glúteos para que se eleve tu pelvis.

El tamaño del pene no importa, lo primordial es tu actitud y disposición a probar diferentes posturas.

Este video te puede gustar