Cuándo supe que era tiempo de divorciarme

La mejor decisión de mi vida en realidad, aunque mis hijos aún no lleguen a aceptarlo. El divorcio para mi fue como una puerta abriéndose, un descanso a años de malos tratos y muchos problemas. Viví muerta por mucho años, esperando a que mis hijos estuvieran un poquito más grandesitos. Pero creo que pude haber sufrido menos de haberlo querido.

Tomar la decisión de divorciarse no es nada sencillo.

giphy_bettydraper

Muchas parejas se embarcan en un divorcio sin estar preparados para las complicaciones que lleva este proceso en sí. Las parejas con hijos deben entender que el lazo que tienen no se puede romper del todo pues el bienestar de los hijos siempre estará de por medio. El día que no pude levantarme de la cama por querer seguir durmiendo supe que estaba hundida en la más grande de las depresiones. Creí que iba a morir en esa cama, ya no tenía fuerzas para seguir adelante. No es que mi marido me pegara, era su indiferencia lo que me hacía querer salir corriendo de casa lo más rápido posible.

Puse distancia

shutterstock_120234835

Hable con mi pareja, le dije que ya no podía seguir de esa forma. A veces los problemas se ven enormes cuando de hecho son bastante chiquitos. Pero no en este caso. El problema era del tamaño de una montaña y yo, me sentía solo como una roca arrastrada en el camino. Salí de mi casa, junto con mis hijos y al pisar el nuevo departamento rentado respire por fin después de 15 años de matrimonio. Hace falta un poco de distancia para reflexionar y ver si realmente un divorcio es lo mejor que se puede llegar a hacer.

¿Cómo se ha desarrollado la relación a través de los años?

shutterstock_174573089

Algunas parejas pierden de vista lo que es realmente su relación amorosa. En algunos casos esta convivencia diaria se limita a ser compañeros de casa, situación en la cual no intervienen sentimientos ni emociones de uno por el otro. Si es así, la relación ha estado dañada por mucho tiempo. En algún punto ambas partes dejaron de preocuparse por tener una relación y se dedicaron a convivir como una pareja. Cuando esto ha pasado, no es fácil recuperar la relación. Y vaya que ya no estábamos en el punto de echarnos para atrás. Los dos actuábamos como fantasmas dentro de casa.

¿Cómo está la comunicación?

shutterstock_305964209

Hacia ya mucho que no me sentía escuchada, ni querida y mucho menos deseada. Me encontraba cada noche frente al espejo pensando en la compra, los niños, la ropa sucia y yo… Yo solo era una herramienta en casa y la verdad es que la única culpable de ello fuí yo. Me deje absorver por este papel de madre maravilla. No deje que mis hijos vieran en la gris y fea persona que me convertía por dentro. Deje que las cosas se salieran del carril y cuando regrese a tratar de conducir mi vida y ser feliz, me encontré con hijos carpichosos y un marido insensible.

Me divorcié

A pesar de lo que dijo mi madre, mi hermana, mi padre. Lo peor fue comenzar de nuevo a ser independiente y ganarme la vida. Me convertí prácticamente en una madre soltera con 15 años de atraso en el mercado laboral, grandes miedos y dos niños que lloraban por su padre cada noche. Me derrumbe un tiempo pero dentro de mi me decía que todo iba a estar bien. A pesar de todo salí adelante, mis hijos se acostumbraron y mi más grande miedo nunca se hizo realidad. Pensé que mis hijos me odiarían una vez que acabará con mi matrimonio. Pero la verdad es que con los años fueron entendiendo las cosas.

Ahora soy la madre que le pide a sus hijos ser económicamente estables e independientes. Les pido a mis hijos que no corran a casarse solo por cumplir con un paso más. Y sobre todo busco que su meta ante todo sea la felicidad.

Este video te puede gustar