Cuando pensaban decirme que los adultos no tienen ni idea de qué están haciendo

Es muy gracioso para mi pensar en el pasado cuando aún era una niña y pensaba que mis padres lo sabían todo. E aquel entonces con 5 años de edad mi madre ha de haber tenido 32 años quizás. Entonces pensaba que ella era un diccionario viviente y mi papá leía tantos libros que debía ser un sabio. Es gracioso para mi llegar a esta misma edad y saber que en realidad no tenían ni idea de qué estaban haciendo.

Es cierto, nadie te enseña a ser padre

Cuando era una niña y pensaba en tener hijos algún día imaginaba que ya contaría con la sabiduría de mi madre. El día de hoy viendo a mis amigas, siento que dicha sabiduría solo era un cuento de hadas, como el instinto materno. Algunas veces cuando veo a mi bff tratando de cambiar un pañal sin morir del asco, pienso que todo lo que sabía sobre los adultos es una vil mentira.

“Tus papás saben lo que están haciendo”

¿En serio? Quizás en el pasado el miedo a las figuras paternas era tan grande que pocos se cuestionaban si estaba bien o mal lo que hacían. Sin embargo ahora veo perfectamente que los adultos solo aprendemos en el proceso. Gracias a dios que algunos todavía contamos con nuestros padres que nos dan consejo sobre cosas de las que no tenemos ni idea: llámese impuestos, tarjetas de crédito, pagos, afores, maternidad, etc…

En esta vida no hay muchas reglas

Cuando vamos creciendo creemos en muchas mentiras. Hay que desmentir las llegado el momento: Los hombres no maduran al tener un bebé, las mujeres no tienen el “instinto materno” y lo más cierto de esto es que algunas parejas a sus treintaitantos años de relación todavía no saben lo que quieren en esta vida. Me he engañado toda la vida con la mentira de que mis papas saben como resolverlo todo. Pero ahora me doy cuenta que al igual que yo van resolviendo las cosas en el proceso.

Me toca romper el molde

Esa es la gran verdad a la que he llegado durante esta reflexión. La verdad es que ahora que soy un adulto, me toca romper con los patrones tóxicos que tiene mi familia. Aprender de lo que hicieron bien y mal para que así la próxima generación, también note que en algunas cosas no fuí excelente y el proceso siga. Trayendo a esta tierra a personas más fuertes emocionalmente y mucho más preparadas. Puede que los adultos no tengan ni idea de que están haciendo, al igual que tu y yo hablan desde su propia experiencia. Por eso siempre es bueno conocer más pensamientos, cuestionarlo todo y buscar la mejor forma de salir adelante.

Este video te puede gustar