Cuando aún debes LUCHAR por tu pareja…

Crisis, peleas, distanciamiento, celos, reproches, el amor no es como lo pintan.
Todas las parejas que ya llevan un tiempo juntas saben que, de repente, hay momentos en los que la mala fortuna llama a la puerta provocando peleas que son completamente normales. Sin embargo si ya han pasado meses y meses así, es momento de ponerte a reflexionar si realmente vale la pena pelear por tu relación.
Después de juntar todo el pasado, los buenos y los malos momentos, ¿cuáles son los que más abundan? ¿Estás dispuesta a pasar más tiempo así? ¿Realmente quieres continuar con él o sólo no quieres estar sola?
Después de responderte estas preguntas, debes tomar en cuenta los siguientes puntos para reafirmarte si realmente vale la pena.

Te cuida y  TE RESPETA.

Primer punto, el más importante de cualquier relación, una persona por la que vale la pena luchar te ha cuidado a lo largo de toda la relación. A pesar de que han peleado bastante fuerte, jamás es capaz de gritarte con groserías y mucho menos de alzarte la mano.

No te expone a situaciones peligrosas y siempre te ha procurado. Aunque no estés con él siempre, sabe dónde andas y sabes que en cualquier emergencia puedes contar con él. Así estés en la carretera a mitad de la noche, si te pasa algo no hará falta más de una llamada para que él esté yendo por ti al instante. Con esto no quiero decir que una mujer no se pueda defender de cualquier cosa, por supuesto que puede, pero aun así tu pareja es un apoyo y debes de contar con él en las peores situaciones.

shutterstock_66153154

Está para ti en las buenas y las malas.

Esta persona te ha acompañado en los momentos más difíciles, es para ti un apoyo constante. No es de los hombres que salen huyendo a la menor complicación. Asume las consecuencias de sus actos y acepta que puede llegar a equivocarse de vez en cuando. Con esa disposición, es mucho más fácil luchar por salvar la relación.

shutterstock_199719188

Confías en él.

La confianza es una de las grandes bases de cualquier relación, sin ella cualquiera está destinada al fracaso. Es normal que a veces tengamos dudas, sin embargo no pasan de conflictos puntuales que se resuelven hablando. Si tu pareja es demasiado sospechosa y te cuenta las cosas a medias manteniéndote a la expectativa constantemente o te ha engañado varias veces y aún crees que lo hace, es un estrés que no necesitas ni mereces.

shutterstock_98613335 (1)

Te ha enseñado otro lado de la vida.

Fuera de el enamoramiento propio de una relación primeriza, has vivido con esta persona experiencias que te han hecho crecer. Con él, el mundo es muy diferente pues no tienes que estar pegada a él para saber que su amor es incondicional. Te ha enseñado a amarte en otra forma que sólo ellos pueden enseñarte. Te valora, lo hace evidente y hace que te valores más a ti misma y también que lo valores a él.

shutterstock_173139947

Te ha impulsado a crecer.

Este hombre que te ha impulsado a crecer como persona o incluso en tu vida laboral, aquel al que no le importe que seas una workaholic y entiende que existen muchas otras cosas en tu vida aparte de él que requieren atención y no le importa compartir tu atención. Ése es el hombre por el que vale la pena luchar.

shutterstock_327327527

No te mantiene cautiva.

Una pareja sana va a querer que veas y salgas con tus amigos, ¡porque él también lo va a hacer! Es lo más sano. Y es que este punto es lo que hace que muchas parejas se separen, el espacio es algo vital y no puedes invadirlo. Una persona que te ama te da libertad para que hagas tus cosas sin necesidad de estar pegados en todo momento, al final somos seres individuales.

shutterstock_336430655

Cartas sobre la mesa.

Ambos han hablado del problema, han expuesto sus dudas, sus preocupaciones y están de acuerdo en que es momento de luchar por la relación. Hablar es el mejor método de confrontar una época difícil. Si aún no lo han hecho, es necesario que ambos se pongan en el mismo canal. De esta forma, podrán ver qué es lo que está pasando y recuperar su relación o bien, terminarla por lo sano. Recuerda que una pareja es de dos, si ambos siguen en el mismo canal todo irá bien. Sin embargo, si uno no está en la disposición de ceder o simplemente no le interesa salvar la relación lo mejor es cortar por lo sano. A nadie engañamos, no podemos obligar a alguien a amarnos o seguir en una relación que se está deteriorando si ya no siente nada. Por mucho que duela hay que seguir adelante.

shutterstock_89542672


Este video te puede gustar