Cosas que una mujer debe amar en su vida

¿Alguna vez has sentido que tienes que actuar de cierta manera para no decepcionar a los que más quieres? Si eso te ha pasado, o está pasando, seguro has sentido que es como si estuvieras viviendo la vida de otra persona en lugar de la tuya. Y mi pregunta es: ¿vale la pena? Mi respuesta es no. Conforme uno va creciendo se da cuenta de que tiene que hacer cosas que nos hagan feliz, y para ello tiene que saber cuáles son las cosas que una mujer debe amar en su vida.

Amor propio

Primero, tienes que amarte a ti misma. Hay quienes te dirán que es algo egoísta, pero no es así. Llega un punto de la vida en el que te tienes que anteponer ante todo y todos para hacer cosas que te hacen feliz, para ser quien eres y para ir tras tus metas. Insisto, no es ser egoísta, es tenerse amor propio. Solo cuando te ames serás realmente feliz. Cuando te ames estarás bien con quienes te rodean. Cuando te ames encontrarás equilibrio en tu vida.

Nuestras raíces: la familia

  

Alguien dijo que “tenemos que saber de dónde venimos para saber a dónde vamos”. La familia es eso: nuestras raíces, aquellas que nos mantiene con los pies en la tierra y a las que nos aferramos en tiempos de adversidad. Para mí, la familia lo es todo. Tu familia nunca te abandonará y siempre te sostendrá. Disfrútala, cuídala, valórala y ámala.

Hermanos por elección

Conforme crecemos es más difícil hacer amigos, y por eso es bueno saber que contamos con personas que creen y confían en nosotros y nunca nos piden explicaciones. Eso sí, nos dicen cuando estamos “metiendo la pata”. Al final de cuentas, la amistad se basa en la honestidad y los amigos siempre quieren lo mejor para uno.

La vida, tu vida

Seguramente cuando eras pequeña soñabas con hacer muchas cosas, pero tal vez la vida te está llevando por caminos que nunca imaginaste recorrer. La vida solo está siendo la vida, así que no te preguntes, ¿por qué a mí?, sino ¿para qué? Lo importante es que no te detengas; recuerda que nuestras acciones son las que nos definen. Ama lo que estás viviendo en este preciso momento porque, para bien o mal, son situaciones que no se repetirán.

Reír

Ama reír. Ríe todo lo que quieras. Reír es vivir. El mundo ya es demasiados gris para que te pongas a su altura; no te dejes opacar y transmite todo lo que eres a través de tu risa. Dale al mundo alegría. Y si las cosas no van tan bien, igual ríe. Los días nublados no duran para siempre, pero tu sonrisa sí le puede cambiar a alguien la vida, empezando por ti. Desde este momento, hazte la promesa de que sonreirás a diario.

Este video te puede gustar