Cosas típicas de hermanas

Hay un montón de cosas divertidas que solamente con tu hermana has vivido o que todavía las vives. Algunas son divertidas hasta que las cuentas o las recuerdas, pues en su momento son super enfadosas; otras que te hacen pasar gratos momentos con ella. ¡Vayamos a acordarnos un poquito de nuestras manas!

Nuestras hermanas suelen ser super divertidas cuando se lo proponen

Amamos a nuestras hermanas, pero, ciertamente, no siempre son las más buena onda. A veces hacen hasta lo imposible por caernos mal y nosotras a ellas (jeje). Algunos ejemplos de lo que hacemos las hermanas desde tiempos remotos son estos:

Pelear y competir

  • Competir por el baño o por el sillón más cómodo para ver la tv. El asiento de adelante también era motivo de pelea. ¡Puras tonterías!, pero cómo nos dan risa ahora.
  • Sabíamos que no nos iban a prestar ese pantalón que tanto nos gustaba. Así que a escondidas lo tomábamos y lo volvíamos a poner (sucio) en su lugar. Si nos llegaba a ver o se daba cuenta de nuestra travesura (por la mugre) nos hacía un completo drama.

Eran cómplices con lenguaje secreto

  • Eran cómplices en todo y hacían sus planes macabros.
  • Algunas tienen su lenguaje secreto o su abecedario en clave, otras tenían sus señas que nadie más entendía. ¡Esto es hermoso!
  • Ponerse apodos para molestar era infalible. Cada vez que lo hacías era, invariablemente, la vez que ella caía en la provocación, ¿cierto?
  • Lo mismo cuando le decías: “Mira, te pareces a ese”, y era el peor personaje de la peli. ¡Jajaja!

Se defendían con uñas y dientes

  • Las peleas eran por todo. Así que no había cosa por la que no se empezaran a gritar.
  • Si alguien molestaba a alguna de ustedes en la escuela, por ejemplo, se defendían con uñas y dientes.
  • Lo más chistoso es cuando (todavía) les dicen “son idénticas”, y ambas lo siguen negando. Alguna de las dos dirá: “¡Ya quisiera parecerse a mí!”. Eso es típico.

¿Qué más crees que sea típico de hermanas?

Este video te puede gustar