Cosas que solo entienden las chicas caderonas

Las chicas con caderas grandes suelen sufrir en incontables ocasiones. Si eres una de ellas seguro te vas a identificar con los siguientes problemas típicos de las  chicas caderonas. Algunas situaciones seguro te causan gracias, pero otras te hacen enrojecer.

Encontrar pantalones es una odisea

Para empezar, no importa a cuántas tiendas entres, parece que no hay ropa de tu talla en ninguna. En los pantalones de tu talla no entras, pero siguiente ya es demasiado grande. También es posible que el pantalón en la cadera te ajuste maravillosamente, pero te queda grande de la cintura. Así puedes pasar un día entero en el centro comercial.

Te levantas del asiento y este se va contigo

Especialmente ocurre en las sillas que tienen apoyabrazos. Es inevitable que al levantarte te lleves contigo la silla donde estás sentada.

Todos los vestidos se te entallan

 Aunque no sean de lycra tienden a estar tan pegados que a cualquier lugar al que vayas pareces Kim Kardashian. Algo típico de las chicas caderonas.

Escoger un traje de baño es misión imposible

Eres una talla diferente en la parte del bikini por lo que tienes que buscar alguno que tenga una talla de acuerdo a tus dos medidas. La grande de abajo y posiblemente más chica de arriba; ¡es una pesadilla!

Sentarte entre dos personas es horrible

Sabes que es posible que alguna de las personas entre las que vas a sentarte quede en el suelo o en la orillita del sillón. Lo tuyo no es escabullirte entre dos personas, así que normalmente tus amigos te ceden el asiento delantero del coche, pues saben que tú eres la que ocupa más espacio.

Tu cadera siempre es la protagonista

Es cierto que hay formas en las que puedes disimular tu cadera; sin embargo, en la mayoría de los casos tu cadera es siempre la protagonista.

Tu cadera hace ver más pequeño a tu busto y a tus piernas

Evidentemente el centro de atención es tu cadera. Sin embargo el efecto óptico que esta proyecta en tu cuerpo es unas piernas más cortas e incluso un busto más pequeño.

Aprende a vestirte mejor encontrando el equilibrio de acuerdo a tu tipo de cuerpo y no dejes que tus caderas sean siempre las protagonistas.

Este video te puede gustar