Cosas rarísimas que hacen los hombres al ligar y nunca voy a entender

Cuando empecé esta nueva etapa como soltera, nadie me advirtió sobre cómo se comportan los hombres al ligar en estos tiempos. Sin mucha experiencia para ligar, comencé a salir y, sin querer, cometí los típicos errores de una recién soltera. Y sabes: hablé de más en la cita, me atrabanqué un poquito y pues. Poco a poco he aprendido sobre la marcha. Sin embargo, hay cosas que hacen los chicos al ligar que no estoy segura de entender. Si estás recién soltera, debo advertirte qué es lo que pasa.

Hoy los chicos son super descarados

En algunos primeros dates me di cuenta de que los chicos están más que decididos a conseguir lo que quieren. Sí, hablo de sexo. ¿Todos? No todos, claro, aún quedan algunos hombres bien educados. Raros son los que esperan a una tercera cita para declararte sus oscuras intensiones. Descaro es la palabra con la describo en su mayoría las interacciones que he tenido en primeros dates. Me causa gracia que no se den cuenta de que con esa forma de ligar nunca van a llegar al objetivo. ¿Qué ninguno tiene sentido común? Es como si un cazador de osos pusiera una trampa y se sentara a esperar a un lado de ella a que un oso confundido intente comerse el pescado.

“Mándame una foto”

Bendita tecnología. En mis tiempos de adolescente nunca hubiera imaginado que un chico me pidiera una foto, random. O sea, solo porque se puede. Ni una cena, un café o una conversación amena de por medio. Algunos chicos utilizan esta frase para conseguir una foto sexy y comenzar con el sexting. Me parece poco probable que las chicas caigan en este juego tan fácilmente, a menos que el deseo sea mutuo. No obstante, me divierto enviándoles fotos graciosas a estos chicos que no encuentran una forma con más tacto de tener contacto humano.

Las selfies engañosas

Como buena millenial he intentado entrarle a esta nueva modalidad del online dating. Y tengo que decir que  encontrar a una persona con un perfil decente es difícil. Los chicos suben fotos usando lentes de sol. ¿Qué quieren ocultar? Poco a poco aprendí a ignorar las fotos de estos chicos que bien no podrán ser mal parecidos, pero tampoco se muestran tal cual son. El problema con esta modalidad de dating es que la mayor parte del tiempo obtienes decepciones.

Hablando con ¡?

Típico, comienzas a echarle ganas al nuevo match que tuviste este fin de semana, pero en algún punto de la conversación ya no sabes si estás hablando con un ser humano, un robot o con el aire. Lo saludas cordialmente e intentas sacarle la plática para que te conteste con el típico: Jajaja 💩👻🤠. Great! Gran pérdida de tiempo. Hasta Wall-e tiene más conversación y mejores sentimientos que algunos match en esas apps

Hiciste match en enero y te hablan hasta mayo

Hay algo extraño en el timing de los chicos que suelen usar este tipo de apps. Primero están los alebrestados que si pudieran ya estarían sobre ti en ese mismo momento del match. Y claro, están los que entran a su app cada luna llena y salen a cazar lo que se les presente. Mejor ni hablamos si le diste tu whats hace meses y tu cara de WTF aparece mientras te escribe un: “¿Cómo estás guapa?”. Y tú solo piensas: “¿Quién demonios eres?”.

Los cero esfuerzo

Procuro no perder mi fe en el género masculino cuando me encuentro estos especímenes. Los que van en pants a un date y poco les falta para traer la almohada pegada a la cabeza. Solo de imaginar su falta de cuidado personal tengo ganas de salir huyendo lo más lejos posible. Y por supuesto, están los modernos que dividen la cuenta del date a la mitad, porque te ven mujer moderna, millenial y empoderada. Por supuesto que puedo pagar la cuenta, pero #amigodatecuenta que hay algo llamado caballerosidad.

 

 

Este video te puede gustar