Cosas que una pareja monógoma envidia de una relación abierta

Aunque para muchas personas ni siquiera sea una opción, tener una relación abierta tiene sus ventajas. De hecho, hay varias cosas que una pareja monógama envidia de este tipo de relaciones, sobre todo porque se trata de otra forma de experimentar tanto el amor como la sexualidad. ¿Quieres saber cuáles son?

La infidelidad es cosa del pasado

En una relación abierta ambos pueden salir con más personas además de su pareja. Es decir, no tiene de malo que se sientan atraídos por alguien más, siempre que esa atracción se mantenga en lo sexual. Cuando la atracción que se sienta por otra persona sobrepase los límites hacia lo sentimental, lo mejor es terminar. Bueno, hay algunas parejas que tampoco tienen problemas con ello, pero ese es tema para otro día. Volviendo al tema de la infidelidad, al ser honestos con el tema de la atracción es claro que no hay traición.

 El sexo nunca es aburrido

Como no se tiene una sola pareja sexual, entonces siempre hay encuentros interesantes. De esa forma se aprenden nuevos movimientos, posiciones y sensaciones que es posible compartir con  la pareja. En cierto sentido, tener más encuentros sexuales hace que ninguno de los dos se aburra. Esto beneficia la relación de muchas formas.

Hay confianza

Otra cosa que las relaciones monógamas envidian de las relaciones abiertas es la confianza. No es que en las primeras no exista, simplemente se da de manera diferente. En las relaciones abiertas puedes aceptar tu atracción física y sexual por alguien más y compartirla con tu pareja. Para hacer eso se necesita valor, autoestima y una mente abierta, lo cual te asegura ser honesto en todos lo sentidos.

 Es divertido

Las relaciones abiertas se vuelven divertidas porque no siempre sus integrantes tienen citas buenas. Al final del día pueden contarse esas experiencias. Con el paso del tiempo será algo que les cause mucha risa a ambos.

¿Tú aceptarías estar en una relación abierta?

Este video te puede gustar