Cosas que todos hemos hecho cuando nuestro cerebro simplemente no responde

Seguro te ha pasado que en más de una ocasión tu cerebro simplemente no responde. Si, ya sabes, por más que te esfuerzas en estar concentrada, no pasa. Al contrario, parece que los cables de tu cerebro simplemente hacen un corto circuito y terminas haciendo cosas realmente increíbles. En lo particular, me ha tocado en más de una ocasión vivir un momento así. Soy bastante despistada, je, je, je.

“¡Feliz cumpleaños!”, y yo: “gracias, igualmente”

Recuerdo que en un cumpleaños, llegaron todos mis amigos. La fiesta iba muy bien y todos nos divertíamos bastante. Luego de un rato llegaron varios de mis familiares y amigos de mis padres. Entre todos los invitados me felicitó el jefe de mi madre. Me dijo: “Feliz cumpleaños”, y yo le respondí “gracias, igualmente”. No fue hasta después de que dije las palabras, que reaccioné sobre lo que había dicho.

Buscar el cel con la linterna del cel

Una noche, me había ido ya a acostar. De repente, recordé que no había puesto mi alarma y empecé a tentar la cama para encontrar el celular. Acto seguido tomé algo del buró, encendí la linterna y seguí buscando. Luego de un rato recapacité sobre que tenía la linterna del celular para buscar el celular. Dah, que boba.

“Sí, mi amor”, como respuesta a mi jefe

Me queda claro que en más de una ocasión mi cerebro simplemente no responde. Otra anécdota graciosa: tenía poco tiempo de haber entrado al trabajo y justo ese día, hablaba con mi esposo avisándole que ya iba a casa. En eso, recibí también un mensaje de mi jefe y le respondí: “Sí, mi amor”. Acto seguido reaccioné y le expliqué a mi jefe. A él solo le dio risa. ¡Ups!

Persignarte al terminar de cantar el Himno Nacional

También recuerdo que cuando estaba pequeña, cada lunes hacíamos ceremonia. En una de esas, luego de haber cantado el Himno Nacional, en vez de bajar la mano, hice la mueca de que me persignaba. ¡Como si hubiera salido de misa!

Ver borroso y creer que te estás quedando ciega

Esto no me pasó a mí, sino a una amiga. Ella usa lentes y un día, de tanta prisa que tenía, se metió a bañar con todo y lentes. Se le olvidó que los traía puestos, comenzaron a empañarse y ella se asustó. Pensó que se estaba quedando ciega. Luego recordó que traía sus lentes y dejó el pánico.

Buscar tu identificación para ver tu nombre cuando te preguntan

En otra ocasión, fui a hacer unos trámites. La chica del mostrador me preguntó mi nombre para llenar la solicitud. No reaccioné y comencé a buscar mi identificación para poder darle mi nombre. ¡De verdad que soy despistada!

Bajar el volumen al radio del auto para ver mejor los señalamientos

Esto tampoco me pasó a mí (por fortuna). Tengo una amiga con la que de vez en cuando viajamos en su carro. Es muy divertido verla cuando busca una dirección en las apps o va viendo los señalamientos de la calle. Cada vez que hace eso, le baja el volumen a la radio. Tal vez eso le da más concentración.

Quedarme sin luz y cargar el cel para tener pila

Hace poco llovía de manera impresionante y sin más, se fue la luz. Yo me preocupé, pues noté que mi teléfono se estaba quedando sin batería. Entré en una especie de pánico y corrí por mi cargador para enchufar mi teléfono. No podía quedarme sin pila, ¿qué tal si había una emergencia? Duh, luego recordé que no había luz.

Usar la lavadora y echar otra cosa en lugar de jabón

Vivir sola es una experiencia grandiosa y muy divertida. Sobre todo si tu cerebro simplemente no responde de un momento a otro. Por si fuera poco, también me tocó vivir algo con mi lavadora. Tengo dos gatos, los cuales me pedían de comer mientras estaba programando la lavadora. Los cables de mi cerebro se cruzaron y en vez de echar el jabón a la lavadora, vacíe el bote de croquetas que traía. ¡Ay por Dios!

Querer ponerme desodorante y no quitarle la tapa

Justo ayer, terminaba de arreglarme y no podía faltar el desodorante en mi rutina. Intenté ponerme desodorante y no podía. Lo intenté varias veces sin éxito y sí, maldije al desodorante y a sus creadores. Luego recordé que no le había quitado la tapa y por eso no salía nada.

Este video te puede gustar