Cosas que sólo entiendes si eres la chismosa de tu grupito de amigas

Aunque parece algo malo, ser chismosa a veces te funciona perfecto ya sea para conocer más gente o para mantenerte al tanto de temas que de verdad son importantes. En mi grupo de amigas, debo reconocer que soy yo la chica gossip. Mis amigas en un principio se enojaban conmigo, pero ahora están agradecidas de mis dotes y sin pensarlo recurren a mi en más ocasiones de las que yo esperaría. Si eres la chismosa de tu grupo, seguro entiendes por completo esto…

Tus audífonos sirven de camuflaje

Ya sea que voy en el camión o por la calle y la gente que va cerca tiene una plática bastante interesante, me mantengo cerca para poder estar pendiente. Lo mejor es que puedo usar mis audífonos como camuflaje para escuchar cada detalle sin que parezca que de verdad estoy al tanto de sus intimidades. Obvio para que funcione de manera perfecta, tengo que quitarle el tono de llamada a mi cel, porque vaya a sonar y se darán cuenta que no iba escuchando nada en mi teléfono.

Eres el FBI de tus amigas

Como dije, en un principio ellas se molestaban porque era una chismosa, pero qué tal ahora. Soy su espía personal y no dudan en recurrir a mi cada vez que conocen a algún chico y necesitan más información sobre él antes de conocerlo en persona. Así saben si vale o no la pena o al menos tienen una idea de quién es.

Puedes dejar todo de lado por un buen chisme

Cuando estoy muy concentrada trabajando y mi mamá se acerca, me mira de lejos, pero luego se aleja un poco, comienzo a sospechar algo. Pasado un rato, vuelvo verla muy insistente en acercarse a mí. Entonces dejo de hacer mis cosas y le pregunto qué pasa. Comienza a contarme tantas cosas que dejo de lado lo que estoy haciendo para ponerle atención a su chisme. Sin duda lo vale.

Lo peor que te pueden decir es: “mañana te cuento”

Mis amigas a veces se portan muy injustas conmigo, porque me mandan mensajes en donde me dicen “te tengo un chisme super bueno” y yo contesto “cuenta, cuenta”. Pero las malvadas aplican el famoso “te cuento mañana” y tengo que esperar muchas horas para saber de qué se trataba tanto misterio. Hay veces en las que sí ha valido la pena la espera, pero hay otros momentos en los que digo “por esto me mantuve tanto tiempo en suspenso”.

Guardas miles de screenshots

Del novio, de las amigas, de diversas conversaciones. Lo mejor es tenerlas catalogadas por carpetas en donde las marco con etiquetas: novios, exes, familia, crushes, etc. Así sé dónde tengo que buscar de manera rápida. Créeme, eso te ayuda a usar menos tiempo en encontrar la screenshot indicada.

Conoces la vida de todos tus vecinos

Sí, lo sé. Cuando voy a la tienda, cuando salgo a comprar quesadillas. Hay muchas formas en las que aprovecho mis salidas por la colonia para enterarme de diferentes cosas de todos los vecinos. Algunas si son dignas de contarlas en mi familia, pero otras son para ser discreta.

Si pasa algo en tu cuadra, no dudas en salir a informarte

Si escucho que algo sucede en la colonia, salgo a ver que pasa y me acerco a las vecinas que siempre terminan sabiendo todo. Con ellas tengo los pormenores y eso me da ventaja con todos los chismes. Es divertido.

Las contraseñas no son barrera para ti

¡Nunca! Por eso mis amigas siempre recurren a mí.

Lo peor sucede cuando no puedes contar un chisme

Lo malo cuando eres la chismosa, es que hay veces en las que es mejor no decir nada por respeto o porque es algo que no te compete informar.

Este video te puede gustar