Cosas que sólo entendemos las que somos super tranquilitas

Habemos chicas que somos super tranquilitas y vamos por la vida siendo mal miradas en más de una ocasión. Lo digo porque pocos son los que entienden que el hecho de que no nos guste andar de fiesta en fiesta, no significa que seamos aburridas o que no sepamos divertirnos. Más bien se trata de que nosotras sabemos que la diversión o la felicidad no están solo en un vaso de cerveza. Hay muchas otras cosas que hemos descubierto y que son verdaderos placeres de la vida.

Amamos los libros

El hecho de leer no significa que seamos o no tranquilas, pero bueno, es normal que tendamos a recurrir a otros entretenimientos. No quiero sonar presumida ni nada, pero conozco muchos libros. También conozco muchas librerías y bibliotecas. De hecho es curioso, pero en todos esos sitios, ya soy cliente frecuente. Es más fácil que ir a un parque de diversiones.

Pero también nos gusta salir

Eso sí, las que somos super tranquilitas de vez en cuando también disfrutamos otras actividades. Si nuestras amigas nos hablan para ir a desayunar y a ponernos al día, ¡super sí! Lo mismo pasa cuando tenemos una comida con la familia o hay algún concierto o exposición de museo.

El arte no causa resaca

Como dije, el hecho de ser super tranquilitas no significa que de vez en cuando tomemos alguna cerveza. Lo que hacemos diferente, comparado con las chicas parranderas, es no abusar de la bebida. Una, dos chelas como máximo y ya no más. En el caso de las chicas fiesteras, podrían tomar toda la noche y pasarla increíble. Cada una se divierte a su manera, pero es punto para nosotras, pues al otro día no sabemos lo que es vivir con resaca.

Observadora y buena conversadora

Al leer tanto o entretenernos en cosas que otros ven como “simples o sin chiste”, aprendemos mucho más de lo que cualquier persona pueda imaginar. Eso nos hace tener muchos temas de los cuales hablar con cualquiera. Me he dado cuenta de que las chicas que son como yo, al estar en todas las reuniones, tendemos a observar a toda la gente que nos rodea y eso puede ser bastante entretenido.

Sabes escuchar

Las chicas super tranquilitas solemos pasar mucho tiempo solas con nosotras mismas. Eso nos ha enseñado algo muy valioso que se está perdiendo en la actualidad: escuchar, poner atención a otro. Nuestros amigos saben que pueden recurrir a nosotras cuando necesitan ser escuchados de verdad. Saben que eso haremos.

Este video te puede gustar