Cosas que sólo entendemos las de poca bubi

Recuerdo que hace algunos años, me sentía mal por ser una mujer de poca bubi. Por fortuna, en esos momentos la señora Shakira se dignó en sacar una canción llamada Suerte, que se hizo como un himno para todas las mujeres que vivían la misma situación que yo. En una parte de la canción ella dice: “suerte que mis pechos son pequeños y no los confundes con montañas”. Creo que desde ese momento dejamos de ver esa situación como algo malo y comenzamos a sentirnos orgullosas de nuestros cuerpos. Fue un gran paso para aceptar nuestra fisionomía. Eso es importante de recalcar, pues gracias a eso ahora incluso nos reímos de nuestros defectos.

Las poca bubi

Retomando el tema del tamaño, las que tenemos poca bubi hemos pasado un sinfín de experiencias bastante chistosas. De hecho, lo más divertido es cuando en tu grupo de amigas hay más de una como tú. Justo por eso he decidido escribir esto, para reírnos un poco de nuestro cuerpo y aprender a aceptarnos tal y como somos.

Push up, the best friend

En más de una ocasión he encontrado vestidos hermosos que, por mala suerte, son escotados. Eso significa que están hechos para presumir los atributos, los cuales yo poseo en poca cantidad. Por fortuna y para mi salvación (y de muchas otras) ha surgido el push up. Este bra es grandioso, pues levanta el busto y lo hace lucir divino, sin importar si es mucho o poco. De hecho, se ven tan bonitos los pechos, que me gustaría andar con él siempre, pero no siempre se puede.

Podrías guardar muchas cosas en tu bra, además de tus pequeñas bubis

El pequeño tamaño de los senos ayuda a que, aún con la talla más pequeña de bra, quede espacio suficiente para guardar algo más. Por ejemplo el celular, el monedero o algo que se te ocurra. Aunque hay que tener cuidado porque los aparatos como el cel, podrían causar lesiones en la piel.

Ok, de vez en cuando he rellenado el bra

Debo aceptar que en algunas ocasiones he recurrido al papel para que se llene el espacio que queda en mi bra. Lo hago, no para que se vean más grandes mis pechos, sino para que no se note el hueco, porque hay veces en que parece que se sume el bra y se nota a través de la ropa.

A pesar de pasar momentos a veces incómodos, debo reconocer que es divertido tener poca bubi. Mis amigas que tienen senos enormes me han dicho que el dolor en la espalda, por cargar tanto peso, suele ser insoportable. Lo mismo que tratar de dormir boca abajo, pues no pueden acomodarse en la cama. Punto para nosotras, pues nos podemos acomodar como queramos sin lastimarnos y sin dejar de descansar.

Este video te puede gustar