Cosas que nosotras hacemos y ellos jamás entenderán

Tener amigas es una de las cosas más gratificantes en la vida. Con ellas podemos compartir tantas cosas de una manera tan especial, que por eso las queremos y valoramos tanto. Así como entre nosotras nos entendemos a la perfección, también puede ser el caso contrario. No faltará la mujer a la que se le mire feo, se le juzgue o se le odie por algo específico. Dejando eso de lado, todas hemos hecho o hacemos cosas que sin duda, ellos jamás entenderán.

Ir al baño juntas, todas en bola

No importa si estamos en la escuela, en una fiesta o en un restaurante. Las mujeres siempre tenemos que ir en grupito. Mínimo dos chicas en el baño, ya si somos más, mejor. Ellos jamás entenderán por qué lo hacemos. El baño parece un lugar sagrado para nosotras, en el que podemos compartir secretos, quejarnos si algo está saliendo mal o criticar a alguien. Si los baños hablaran, estoy segura de que tendrían miles de historias que contar.

Seguir viendo esa peli que nos hace llorar

Los hombres son más prácticos y no le dan tantas vueltas a ningún asunto. Cuando ellos dicen no, es no. Si dicen sí, es sí. Lo mismo pasa con las decisiones que toman. Si ven o escuchan algo y no les gusta o les produce sensaciones deprimentes, optan por dejarlo de lado y siguen. Nosotras, por el contrario, repetimos una y otra y otra vez algo aunque nos cause algún malestar. Es muy extraño, a veces me pregunto si seremos masoquistas. En el caso de las películas que nos hacen llorar, tal vez las vemos una y otra vez porque nos recuerdan algún momento especial que tuvimos.

Vivir esclavizadas por las dietas

Bueno, esto no aplica para todas, pero sin duda es algo que ellos jamás entenderán. ¿Cómo es posible que haya chicas delgadas que estén obsesionadas con seguir una dieta para “bajar de peso”? En algunos casos, creo que ellas lo hacen para llamar la atención y así recibir elogios y que todo mundo les diga que tienen un cuerpo espectacular. Sin embargo, siento pena por esas pobres que se la pasan a base de lechuga y agua.

Duck face

Se puso de moda con las selfies, pero es algo que yo tampoco he logrado descifrar (y eso que soy mujer). Tal vez las chicas que paran la trompa sienten que se ven más sexys. La realidad es que no, no tiene nada de sexy, pero bueno, cada quien es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo.

Tomar mil fotos con la misma pose

Ellos jamás entenderán por qué algunas chicas se toman muchas fotos sin cambiar de posición. Bueno, la respuesta es simple: revisarán todas las fotos hasta encontrar una que les guste y esa la usarán en sus redes sociales. Además, te sorprenderá ver su celular lleno de puras selfies, ¡créeme!

Seguir saliendo con ese chico aunque no nos guste

Muchas veces nos conformamos con salir con algún chico con tal de no quedarnos solas. Preferimos estar con el odioso o el que es un dolor de cabeza en lugar de aceptar que es mejor pasar un tiempo en soltería. Creo que todas lo hemos hecho una vez en la vida. Creo que ya deberían ir a terapia las que lo hacen siempre.

Este video te puede gustar