Cosas que mi ex nunca sabrá (que hice o pensé)… ¡ups!

Las pláticas con las amigas siempre son geniales pues nos ponemos al día. Hablamos sobre nuestros trabajos, si alguna tiene un jefe o jefa odioso, también nos quejamos. En caso de que haya algún chico que nos guste, sea prospecto o pareja, sin duda es un tema que no debe faltar. La última charla que tuvimos fue sobre lo que “mi ex nunca sabrá”. Ya te imaginas cómo se pusieron de candentes las cosas. ¿Quieres saber sobre lo que hablamos? Seguro más de una de estas cosas las has hablado tú también con tus amigas.

Que era un %$#?&¡0

Una de las amigas confesó que la primera vez que vio a su ex pensó que era un idiota, por decirlo de manera amable. El chico no tenía gracia alguna y parecía que todos pensaban eso. Sin embargo, parecía que él le había hecho un embrujo a ella, pues al poco tiempo cayó a sus pies. Salieron por unos meses, pero él resultó ser un verdadero fiasco. Terminaron y ella aseguró que de verdad era un idiota. ¡En fin!

No me hacía ni cosquillas

Otra amiga salió varios años con un hombre, que a ninguna de nosotras nos agradaba. Al principio le dijimos, pero nunca nos hizo caso. Luego, ya no insistimos. Sabíamos que no era bueno para ella, pero quien tenía la última decisión era ella. Ahora, en esta plática que tuvimos muy sincera nos dijo: “Mi ex nunca sabrá que en verdad nunca sentí nada en la intimidad“. Si no sentía nada, no entiendo por qué duró tanto con él.

Cobré doble la infidelidad

Bueno, este fue mi caso. Salí con un chico que juraba y perjuraba que me amaba. A cada rato aseguraba que él jamás me haría daño y bueno, yo nunca le creí porque bien dicen que el que más habla es porque anda en malos pasos. Un día me enteré de su infidelidad, pero no le hice ningún “pancho”. Solo tomé cartas en el asunto y decidí cobrarle cara la factura. Obviamente él no lo sabía y tal vez nunca lo sepa. Ji, ji, ji.

Todavía tengo fotos de su pack

“Mi ex nunca sabrá que aún guardo fotos de él desnudo”. En realidad no sé por qué dijo eso mi amiga. Es más, ni siquiera sé por qué las guarda aún. Supongo que ha de creer que en algún momento las puede usar a su favor. ¿O no?

Le olía horrible la boca y por eso le regalaba seguido pasta

Una amiga aseguró que jamás tuvo el valor para decirle de frente al hombre con el que salía que le apestaba la boca. Quizá por eso fue que duró muy poco tiempo con él. No toleraba siquiera que se le acercara, pues aún a una distancia lejana ella percibía ese olor. Confesó que aunque salieron poco tiempo, cada semana le regalaba una pasta y cepillo. ¿Qué nunca lo entendió él? ¡Qué asco!

Lo tiene chiquito y ni es tan bueno en la cama como presume

Otra amiga aseguró que el chico con el que salía era muy presumido sobre su desempeño sexual. Él decía que traía locas a muchas chicas y que ella tenía que sentirse afortunada de ser la “elegida”. What! Una vez que se acostó con él, descubrió que sólo era un hablador, pues no tenía nada de bueno en la cama y peor aún con un miembro pequeño.

Sí puedo vivir sin él

A pesar de que mi amiga pensó que no podría seguir sin él y que su mundo se vendría abajo, fue todo lo contrario. Luego de la ruptura ella comprobó que sí podía continuar y que eso le sirvió para mejorarse a sí misma, no por otro, sino para ella misma.

Este video te puede gustar