Cosas que hizo mi mamá durante mi adolescencia y yo no haría con mi hija

Es muy cierto, nadie nos enseña a ser padres. Pero afortunadamente, de cada error que se comete aprendes bastante. No es por echarle tierra a mi madre, al contrario. Creo que dentro de lo que cabe todo salio excelente y soy un adulto feliz. Sin embargo al ver a mi yo adolescente, hay cosas que simplemente voy a cambiar con mi propia hija.

Nunca le quitaré la puerta de su cuarto

Recuerdo muy bien la desconfianza con la que se miraba cuando por las tardes me iba a mi cuarto. Siendo una adolescente lo que más quieres es espacio para ti misma. Es una etapa de redescubrimiento. Creo que el miedo de cerrar la puerta, era la preocupación de mi madre porque yo me estuviera drogando o algo parecido. Pero en realidad el tiempo que yo pasaba a solas era para ver mis programas, dibujar, a veces masturbarme o estar simple y sencillamente sola para pensar. No existían drogas, ni alcohol oculto aunque si una gaveta llena de dulces nada buenos para mis dientes. En fin creo que sí algo no repetiría en mi maternidad, sería querer descubrir que hace mi adolescente tras puertas cerradas. Creo que se vuelve muy evidente cuando existe una adicción y eso no lo hacen precisamente cuando están a puertas cerradas en su propia casa.

No quiero hurgar en su diario

La complicidad es algo que se tiene que generar desde la infancia. No todas las mamás tienen la misma confianza con sus hijas. La verdad es que mi relación con mi madre es buena, pero hay muchas cosas que prefiero discutir con mis amigas. Una mamá no es una amiga, eso es importante. Es una figura de autoridad, aunque en muchas ocasiones me hubiera gustado tener una relación más light con ella. Claro que por su personalidad y la mía eso nunca va a poder pasar.

Quiero hablar de sexo abiertamente con ella

No es un gran secreto que en la mayor parte de los hogares latinos, hablar de sexo está fuera de discusión. La forma en la que yo me enteré del sexo fue demasiado organica.. leyendo libros, viendo alguna que otra película. Sin embargo nadie nunca me habló al respecto y la única vez que mi madre intentó explicarme las cosas. Yo ya sabía practicamente todo, incluso había leído ya un libró de Sade. Yo tuve una educación muy buena y estuve en una escuela con grandes profesores. Por lo que nunca llegue a hacer algo tan tonto como acostarme con alguien sin protección. Sin embargo me gustaría darle a mi pequeña adolescente un consejo mucho más experiencial y práctico que leerle un manual de como se tiene sexo.

No quiero desconfiar de la educación que le doy

Esto no solo lo hicieron mis padres, de hecho he visto a cientos de madres amenazando a sus hijas con no hacer cosas que se les enseñó que no se hacían. Creo que es muy importante tener confianza en la educación que les has dado a tus hijos, pues si tu misma no estas convencida de haber hecho un buen trabajo… entonces ¿quién?

No quiero hacerla dependiente a su familia

Algo que definitivamente quiero cambiar es aventar al pollo lo más rápido que se pueda fuera del niño. Creo que es muy importante y crea vivencias que a mi me hubiera gustado tener. Cosas como viajar sola, dejarla explorar todas sus posibilidades. Pero sobretodo hacer que tenga todas las experiencias posibles y sea una mujer muy pero muy libre. 

Este video te puede gustar