Cosas que dices de manera involuntaria y asustan a tu pareja

Muchas veces la mente nos traiciona y en lugar de sólo pensar algo, terminamos diciéndolo en voz alta. Para nosotros es algo normal, pero hay veces en las que eso podría asustar o preocupar a la persona que tenemos cerca. En el caso de nuestra pareja, puede asegurar que nos conoce perfectamente y que sabe lo que nos gusta o nos molesta; pero hay veces en las que se da cuenta que no es así del todo. Sobre todo, cuando de manera involuntaria terminamos diciendo algo que sólo pretendíamos pensar.

Los seres humanos tendemos a suponer siempre

Por desgracia, los seres humanos somos buenos para suponer siempre. Antes de que sepamos la verdad de los hechos, siempre tenemos una idea ya en nuestra mente. Hacer esto puede ocasionarnos muchos problemas. Lo mejor siempre y en todo momento, con la pareja, el trabajo y la familia; siempre será la buena comunicación. 

Hay cosas que dices de manera involuntaria y podrían espantar a tu pareja, por ejemplo.

“Ya lo superé”

Si lo dices así, sin más, tu pareja podría pensar que hablas de algún ex. Cuando en realidad tú te refieres a una discusión, algún problema del trabajo o que tu mejor amiga se haya quedado tu blusa favorita. Por eso es bueno analizar cómo dices las cosas, pues si él está en otro mood, lo captará de otra manera.

“Que lindo”

Es una expresión muy usada cuando alguien se porta bien contigo o tiene alguna atención. Está bien, pero mientras tú lo tomas como algo inocente, tu pareja podría pensar que la cosa va por otro lado cuando no es así.

“Odio mi vida y mi trabajo”

Hay que ser honestas, muchas veces cuando tenemos un mal día en el trabajo, lo primero o único que pensamos es que odiamos eso. Si llegas a casa y sólo dices eso, tu pareja podría pensar que vas a renunciar, así sin más. Obvio él no sabe por qué has dicho eso. Recuerda, ante todo la comunicación.

Lo mismo pasa con los días grises que a veces nos atormentan. A veces decimos las cosas sin pensar y podríamos mandar el mensaje equivocado. Por ejemplo, él podría pensar que eres infeliz o que estás entrando en una depresión.

Este video te puede gustar