Cosas que deberían decirnos antes de sentir que el mundo se nos viene encima

Seguro te ha pasado que varias veces durante el año tienes crisis existenciales. Tranquila, no eres la única que siente que todo se pone en su contra. A muchas de nosotras nos ha pasado que sentimos que el mundo se nos viene encima. Estoy segura de que tú, así como yo, hubiéramos deseado que nos dijeran algunas cosas desde que estábamos en la adolescencia. Con todos esos conocimientos, tengo por seguro que las cosas serían de otra manera ahora. Aunque bueno, nunca es tarde para seguir aprendiendo y madurando.

También es válido ser una perr* de vez en cuando

Desde pequeña, mi madre me inculcó ser obediente. Siempre tenía que estar al servicio de lo que mis hermanos o mi familia necesitara. Casi casi tenía que atender primero las necesidades de ellos, antes que las mías. Sí, crecí en una familia que se preocupaba por los demás. Durante muchos años en eso se basaba mi vida. Siempre anteponía mis necesidades a lo que otros querían. Hasta que llegó alguien a mi vida que me ayudó a quitarme la venda de los ojos. A pesar de la mala experiencia, debo aceptar que gracias a eso empecé a tomar otra actitud en la vida. Ya no me importaba si los demás se sentían bien o no. Más bien, comencé a ver por mí sin importar lo que otros pensaran.

Aprende a tomar tus propias decisiones

Cuando naces, quien toma las decisiones por ti es tu madre. En muchos casos, no importa la edad que tengas, pues mamá es la que sigue decidiendo qué es lo mejor o peor para ti. Confías tanto en ella, que dejas todo en sus manos. Está bien que sea mamá, que nos conozca y que quiera lo mejor para nosotros, pero nosotras debemos cometer errores que nos ayudarán a crecer y ser mejores personas. Mientras más pronto aprendemos a tomar nuestras propias decisiones, vemos la vida de una manera diferente. ¡Créeme!

Si no te sientes cómoda, ¡aléjate! (aplica con personas o en situaciones)

Hasta hace no mucho, recuerdo que era mal visto que una persona (sobre todo una mujer) pasara mucho tiempo sola. Eso llevó a muchas chicas a conformarse con un hombre que no las quería y las trataba mal, con tal de no estar solas y que los demás las juzgaran. Sin embargo, ahora las cosas han cambiado y creo que sabemos que es mucho mejor estar sola a tener que lidiar con alguien que no nos da confianza.

Nada es para siempre

A diferencia de lo que nos dicen las historias de amor clásicas, nada ni nadie estará para siempre en la vida. Eso es una realidad, nos guste o no.  No hablo solo de los amores imposibles, sino de cualquier persona que se cruza en nuestro camino. Nuestros padres no son eternos y en algún momento morirán, lo mismo pasará con nosotros. Hay amigos que llegan, nos dan alguna lección y luego tienen que irse. Así es todo en la vida.

Ningún hombre vale más que una amistad

Si en algún momento creíste que un hombre jamás te traicionaría, te equivocas. Las amigas a veces cometemos errores y hacemos cosas que lastiman a las otras. Sin embargo, cuando somos amigas de verdad, jamás dañaremos a nuestras amigas y mucho menos, preferiremos a un hombre por encima de ellas. Jamás prefieras quedar bien con un hombre en lugar de tus amigas.

Este video te puede gustar